El nuevo entrenador de la Selección Argentina Sub-15 contó cómo es su estilo de juego, el proceso del armado de la primera lista de seleccionados y recordó charlas con José Pékerman.

Placente, con el buzo de DT

Chiara Arduini @ChiaraArduni

28 DE MARZO DE 2018

De la vieja escuela y de los que ya no hay, Diego Placente es uno de esos laterales izquierdos que el hincha del fútbol extraña observar. Campeón del Mundial Juvenil de Malasia en 1997 con Pékerman como entrenador, fue elegido para lograr la ansiada levantada en las categorías menores, que desde hace años no logran buenos resultados envueltos en los malos manejos institucionales.

Asimismo, el ex jugador de 40 años surgido en Argentinos Juniors nunca dirigió profesionalmente: “Llegué por parte de Verón que se hizo cargo de las selecciones juveniles, él puso un coordinador que se llama Hermes Desio. Nos sumaron a Pablo Aimar y a mí, con la idea de que podamos transmitir lo que vivimos en la época de José (Pékerman). Es decir, cómo fue ese proceso tan glorioso e inculcar un poco la idea de juego para que ellos puedan hacerlo también”, argumentó bajo su sorpresiva llegada, tras el escándalo que fue la errónea presentación de proyectos el año pasado.

Por otro lado, también describió el estilo de juego que quiere imponer como entrenador, que no se diferencia mucho al que tuvo como futbolista: “Quiero inculcarles técnica a lo que ya vienen demostrando en sus clubes, ya que como no tenemos presiones de resultados deseo hacerlos mejorar en ese aspecto. Agregarles entrenamientos donde puedan pensar más, donde puedan decidir bien y después inculcarles los valores tanto adentro como afuera de la cancha donde al chico a la larga le va a servir mucho para ser un mejor jugador”.

A su vez, dicho estilo viene por herencia. “No me importa tanto el sistema, yo quiero jugadores que jueguen bien. Argentina siempre es protagonista, tiene que serlo, es lo que vivimos nosotros también. Me parece que José nos marcó mucho a todos los que pasamos por los juveniles y cuando uno hablaba con él y con Hugo (Tocalli) nos decía que buscaba a los chicos que jugaran bien, que decidieran bien e ir corrigiéndole esas cosas. José tenía eso, no importaba si era un central bajo, si jugaba bien tenía las mismas chances que los que tenían buen físico, así que lo técnico es lo más importante”, sentenció.

Por otra parte, el 22 de julio Placente presentó su primera lista de seleccionados, en la que figuraban nombres de diversos clubes, con la ausencia de los chicos de River y Boca por el superclásico de inferiores. “La lista fue hecha ya que había empezado a ver inferiores hacía rato. Sabiendo los equipos que más jugadores aptos tenían para ir a la Selección, hablando con los coordinadores… Ya conocía a muchos coordinadores, conocí a otros nuevos, técnicos que fueron compañeros o rivales, entre todos viendo partidos y escuchándolos a ellos que los tienen día a día y saben características de algunos jugadores”, comentó Diego.

Además, la sorpresa que generó la lista fue encontrar juveniles de Adiur, Defensa y Justicia, Atlético Tucumán, entre otros. “Los scoutings también ayudaron, que tenían más a los chicos del interior, también a algunos de Buenos Aires. Entre todos hablando hicimos una lista como para verlos entrenar. Los que juegan bien en sus clubes van a tener posibilidades en la selección y entre todos los vamos a ver e ir sacando conclusiones”, concluyó el ahora entrenador.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Pablo Perez

El insulto, una pasión argentina

Jugadores grandes y chicos, técnicos, dirigentes y árbitros deben aprender a manejar la creciente agresividad del público. La psicología es fundamental. 

Divisiones Inferiores

Banfield: La fábrica de futbolistas

El taladro tiene un proyecto serio en sus divisiones inferiores, que lo lleva a ser uno de los clubes que forma más jugadores que luego triunfan en el exterior.

México

Los Avispones de Chilpancingo y los 43 de Ayotzinapa

El 26 de septiembre de 2014 fue un día negro para la historia de México y quedará grabado en la memoria colectiva. Pero no solo los estudiantes fueron víctimas de las balas de la policía.