En su tercera participación en la Copa Confederaciones, la selección camerunesa se prepara para afrontar el torneo con varias bajas en su plantel. 

Camerún con bajas por la Guerra Civil

Ivana Verbanaz (@iviverbanaz) y Juan Manuel Rico (@manurico98)

28 DE MARZO DE 2018

El actual campeón de la Copa Africa 2017 empezó el año con una mala noticia, ya que ocho de sus futbolistas más importantes decidieron renunciar a la selección debido a la Guerra Civil que el país atraviesa desde hace tres años. Ellos son: Choupo-Moting (Shalke 04), Matip (Liverpool), Nyom (WBA), Poundje (Burdeos), Anguissa (Marsella), Amadou (Lille), Onana (Ajax) y Assembe (Nancy).

Los Leones Indomables perdieron por 4 a 0, el martes, frente a Colombia en el amistoso de preparación previo a la Copa Confederaciones, donde debutarán el domingo ante Chile desde las 15, hora argentina, en el estadio del Spartak de Moscú.

Es la tercera edición de la Copa en la que participa Camerún, luego de las dos consecutivas que se realizaron en Corea/Japón 2001 y Francia 2003. En la primera, perdió dos partidos, ante Brasil y Japón, de los tres que jugó, con una única victoria frente a Canadá por 2 a 0. En la segunda, fue subcampeón al perder con Francia por 1 a 0 en tiempo extra, tras la muerte del integrante del plantel Marc-Vivien Foé en semifinales.

El fixture del conjunto africano continuará el 22 de junio, en San Petesburgo, ante Australia, y cerrará la fase de grupos con Alemania el 25, en el estadio Fisht, Sochi. Ambos partidos iniciarán a las 12.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Mundial 78

A 40 años del Mundial 78

¿Era el pueblo argentino el que había tomado la escena o era la escena política la que se había devorado al pueblo?

Dictadura

Jugadores protagonistas fuera del campo de juego

Hay futbolistas que sin ser figuras en sus equipos, o sin siquiera jugar el Mundial, han participado del mundial desde una perspectiva en la que muchos profesionales no se involucraron

Mundial 78

La grieta del Mundial 78

Copa del Mundo divididos en dos realidades muy diferentes: las Abuelas de Plaza de Mayo, arrasadas por el dolor, y los fanáticos del fútbol, que explotaban de alegría.