En menos de cinco años, el equipo de Carlos Casares llegó del Federal C a la B Nacional. 

Agropecuario: el sueño que se hizo realidad

Bruno Pereyra @bruno_pereyra

28 DE MARZO DE 2018

Carlos Casares es una ciudad de la provincia de Buenos Aires, ubicada a más de 300 kilómetros de Capital Federal. La ganadería, la pesca y sobre todo la agricultura son las fuentes de principales ingresos para los casi 20 mil habitantes que tiene. Pero ahora también se agregó el fútbol gracias al club Agropecuario Argentino, creado y patrocinado por el empresario Bernardo Grobocopatel, que acaba de ganar el primer ascenso a la B Nacional y a partir de la temporada 2017/2018 jugarà en la segunda categoría del fútbol argentino.

Bernardo es primo de Gustavo Grobocopatel, el denominado "Rey de la soja" fundador junto a su padre Adolfo de "Los Grobo", la compañía que se autodefine en su página web como una amplia plataforma de negocios que abarca la producción agropecuaria, la comercialización de granos y oleaginosas. Gustavo es también el hermano de Andrea, la esposa de Walter Torchio, el intendente de Carlos Casares.

Pero Bernardo no es el primer hombre de la familia involucrado con el deporte. Su hermano Daniel, hijo de Jorge, el fundador de Grobocopatel Hermanos S.A, corrió en el TC Pista hasta la muerte de su padre en 2013. Grobocopatel Hnos. S.A es la empresa que pertenece al otro sector de la familia y es manejada por los hermanos Natalia, Daniel y Bernardo y tiene su sede en Carlos Casares.

A diferencia de equipos del ascenso en donde los jugadores deben hacer otros trabajos para llegar a fin de mes porque el sueldo de futbolistas no les alcanza, en Agropecuario la situación es totalmente opuesta. Los jugadores cobran al día y solamente se mentalizan en jugar ya que un presupuesto de 700.000 pesos mensuales es destinado al plantel.

Hoteles, vehículos de transporte como las combis y colectivos, catering y sonido son algunos de los rubros que han crecido gracias a las concentraciones, traslados y días en los que Agropecuario sale a la cancha. "Bernardo no contrató nunca a ninguna empresa externa a Casares, apostó siempre la ciudad", relata Fernando, periodista de Orsai Casares.

Bernardo, de 40 años, es hincha de Racing y cumplió su sueño de gerenciar un club que se encuentra a 10 cuadras de su casa y que tuvo su primer partido oficial el 29 de enero de 2012 por el Argentino C. De ahí en adelante el crecimiento fue vertiginoso, una invitación para jugar el Federal B y un ascenso con victoria ante Desamparados de San Juan le permitió jugar el Federal A, el cual ganó y lo depositó en la B Nacional.

"Ahora los problemas los voy a tener yo", confiesa en tono bromista el hombre que levantó un club de 15 hectáreas. Bernardo Grobocopatel deberá realizar reformas y ampliar la capacidad de su pequeño estadio de 8 mil espectadores a 12 mil para poder cumplir con las obligaciones del reglamento.

El lunes 22 de mayo, a las 14, Carlos Casares se paralizó. Pero no fue por Atlético Casares, Deportivo Argentina 78, Club Atlético Smith ni Moctezuma, algunos de los clubes que ya tienen más de 100 años en la localidad y no ven con buenos ojos a la creación de Grobocopatel debido a que quedaron relegados económicamente. Esa tarde, Agropecuario Argentino, el club de seis años, derrotó 2-0 en su último partido del pentagonal a Gimnasia y Tiro de Salta y alrededor de 6.000 personas, con banderas que lucían el rojo y verde, se acercaron para alentar al equipo.

El primero de esos goles fue convertido por Gonzalo Urquijo quien es uno de los tres jugadores (junto a Juan Pablo Manzoco y Enzo Díaz) nacidos en el partido de Casares pero además, el delantero y capitán tiene la particularidad de ser el único jugador que está en Agropecuario desde que se pateó la primera pelota. "En 2011 me llamó Bernardo para ser parte del club pero jamás me imaginé que podía llegar a ser un jugador profesional ni convertir un gol ante seis mil personas", cuenta el delantero de 27 años.

Sin tener socios ni mucho menos barrabravas, el club se sustenta por sponsors, venta de entradas y el dinero que aporta Bernardo Grobocopatel, el hombre que sueña despierto por ver algún día a su Agropecuario Argentino enfrentar a Racing de Avellaneda en un partido oficial. "La mayoría de la gente miró de reojo este proyecto en sus inicios", confesó Bernardo Grobocopatel. Hoy, luego de 32 partidos en el Federal A en los que logró 14 victorias, 13 empates y cinco derrotas, Agropecuario se ganó la mirada de todo el mundo futbolero por su ascenso a la B Nacional.

VIDEO

LA FIESTA SOJERA

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Pablo Perez

El insulto, una pasión argentina

Jugadores grandes y chicos, técnicos, dirigentes y árbitros deben aprender a manejar la creciente agresividad del público. La psicología es fundamental. 

Divisiones Inferiores

Banfield: La fábrica de futbolistas

El taladro tiene un proyecto serio en sus divisiones inferiores, que lo lleva a ser uno de los clubes que forma más jugadores que luego triunfan en el exterior.

México

Los Avispones de Chilpancingo y los 43 de Ayotzinapa

El 26 de septiembre de 2014 fue un día negro para la historia de México y quedará grabado en la memoria colectiva. Pero no solo los estudiantes fueron víctimas de las balas de la policía.