A lo largo del torneo, varios equipos o jugadores que parecían destinados a ganar todo terminaron mostrando su costado terrenal y los elogios desaparecieron tan rápido como habían llegado.

El éxito es fugaz en el fútbol argentino

Nicolás Santarelli @Nico_S_97

28 DE MARZO DE 2018

El diccionario de la Real Academia Española (RAE) ofrece dos definiciones con respecto a la palabra fugaz. La primera es: “Huye y desaparece con facilidad”; la última alude a “algo de muy corta duración”. ¿Qué tiene que ver esto con el éxito en la Argentina? En realidad, ambos parecen ser lo mismo: duran poco y se borran de manera sencilla.

Estudiantes de La Plata, San Lorenzo - más precisamente enfocado en un jugador (Fernando Belluschi) -, Boca y Lanús son algunos casos que se pueden catalogar como “éxitos efímeros” en este campeonato de 30 equipos que aún transcurre.

Todos exhibían un buen funcionamiento colectivo, recibían elogios de parte de otros clubes y de la prensa. Pero hoy ninguno de ellos ofrece garantía para que esos enaltecimientos sean continuos hasta que termine el torneo. Además, hay ciertas oportunidades en las que un sector de los medios periodísticos alimenta el exitismo en la Argentina.

Hernán Castillo, uno de los conductores de ESPN Fútbol Club y periodista deportivo, opinó: “El fútbol en nuestro país es muy pasional y pensamos que sólo sucede aquí, y no es así. Quizás en Inglaterra no sucedió con Sir Alex Ferguson (Manchester United) o Arsene Wenger (Arsenal) pero Luis Enrique ganó todo en Barcelona y tal vez se vaya a fin de esta temporada”. Además, Castillo señaló que “la prensa argentina no colabora con el exitismo” y que “a veces, éste deporte es momento y nada más”.

Gustavo Yarroch, periodista y redactor en el diario La Nación, también se sumó al debate: “El periodismo tiene una parte de su discurso que aumenta el afán desmedido del éxito porque no son pocos los colegas que aseguran que lo único que sirve es ganar. Estoy totalmente en desacuerdo con esa postura porque también importan los caminos que se buscan para conseguir la victoria, el crecimiento de las inferiores de los clubes, entre otros motivos. La cultura del ‘ganar es lo único que importa’ está muy impregnada en el fútbol argentino ya que cuesta mucho ver ciclos ganadores que perduren en el futuro; ojalá que – con el tiempo – esto se diluya”.

Aquí los casos de los tres equipos y el futbolista que mencionamos en el inicio de la nota. Ellos tuvieron su momento de fama en la temporada 2016/17:

Estudiantes de La Plata: El Pincha fue uno de los líderes que tuvo el campeonato. El buen juego que demostraba en cada partido lo llevó a mantener una racha de 11 encuentros sin conocer la derrota. El periodismo comparaba al conjunto dirigido por Nelson Vivas con la mística de los planteles de Osvaldo Zubeldía y Carlos Bilardo, entrenadores históricos de la institución platense. Cuando Estudiantes perdió ante Banfield por 3-2 de visitante e inició una caída en el funcionamiento colectivo, todos se olvidaron del puntero.

Fernando Belluschi: El ex mediocampista de Newell´s llegó en enero de 2016 para ponerse la camiseta de San Lorenzo, pero en octubre pasado se vio su mejor versión. Por su buen rendimiento los periodistas lo pidieron para la Selección Argentina al igual que los hinchas del Ciclón. Verlo a Belluschi irse reemplazado por un chico de 18 años (Nahuel Barrios) ante Universidad Católica (Chile) por la Copa Libertadores debido a sus imprecisiones y fallas constantes partió el alma. Los que lo idolatraban, lo despedían entre silbidos. Nadie volvió a hablar de él.

Boca Juniors: A fines de 2016 arribó a la cima del campeonato un nuevo puntero, Boca, que se acostumbró al elogio mensual en lo que quedaba del año. Fernando Gago y Carlos Tévez se unieron para una seguidilla triunfal (San Lorenzo, Racing Club, River y Colón). Todo era color de rosa en La Boca hasta que Carlos Tévez se fue al Shanghái Shenhua (China) y Gago volvió a lesionarse. Sin sus dos armas primordiales, el líder comenzó a perder puntos ante rivales “accesibles” en la previa, como Patronato y Atlético de Rafaela, y no demostró el mismo funcionamiento sin la presencia del capitán (Gago). Hoy mantiene tres unidades de ventaja sobre San Lorenzo, el único escolta.

Lanús: Ante la demora en el reinicio del torneo, un equipo permitió que los “futboleros” disfrutaran de otra luz de fósforo: el Lanús dirigido por Jorge Almirón, versión 2017. El “mejor equipo de la Argentina” repetía los sectores de la prensa luego ver la goleada (3-0) que le propinó a River en la final de la Supercopa Argentina. Nadie se acordaba de Lanús cuando se reinició el campeonato, y el 22 de marzo perdió ante los millonarios.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Emmanuel Gigliotti

"En China no me sentía jugador profesional"

Emmanuel Gigliotti dice que cuando estuvo en Asia extrañó "la linda locura" con la que se vive el fútbol en Argentina.

Selección

¿El predio que la AFA posee en Marbella?

La refundación de la Seleccción, según Tapia, comienza en un centro de entrenamento en España. 

Pablo Perez

El insulto en la cancha, una pasión argentina

Jugadores grandes y chicos, técnicos, dirigentes y árbitros deben aprender a manejar la creciente agresividad del público. La psicología es fundamental.