A los 29 años, Julian Nagelsmann quiere hacer historia como uno de los técnicos más jóvenes en la Bundesliga. Esta temporada, ya logró colocar a su equipo, por primera vez, en el torneo más importante de Europa a nivel clubes. 

Entrenador con presente y futuro

Guido Antonelli @GAntonelli1996

28 DE MARZO DE 2018

El domingo TSG 1899 Hoffenheim de Alemania superó a Eintrcaht Frankfurt y se clasificó a la Champions League por primera vez en sus 117 años de historia. Este hito era algo impensado la temporada pasada, cuando el equipo peleó el descenso hasta la última fecha de la Bundesliga. El artífice es su entrenador, Julian Nagelsmann, a quien le confiaron el cargo en un momento difícil y no lo desaprovechó.

Desde 2008, Hoffenheim se mantiene en la primera división del fútbol alemán. Siempre con irregularidad en cuanto a los resultados, este pequeño equipo que lleva el nombre de una comuna de la ciudad de Sinsheim cumplió el objetivo de la permanencia. Hasta la actual, su mejor temporada había sido la 2008-2009 (la del debut), en la cual finalizaron en la séptima posición después de haber estado punteros con 35 puntos al terminar la primera rueda.

Pero en la 2015-2016 las cosas no estaban bien. En febrero del año pasado el equipo se encontraba anteúltimo y en zona de descenso, habían despedido al entrenador Markus Gisdol y su sucesor Huub Stevens renunció acusando problemas cardíacos. La idea era que Julian Nagelsmann asumiera a mitad de año con la intención de liderar un proyecto a largo plazo hasta 2019, pero la situación de Stevens apresuró todo. Los dirigentes le avisaron que, si bien confiaban en la salvación, descender a la 2. Bundesliga no sería un gran inconveniente y le dieron el puesto.

Oriundo de la localidad germana de Landsberg am Lech, Nagelsmann nació el 23 de julio de 1987. Por más raro que parezca, debido al cargo que ocupa, es más joven que Cristiano Ronaldo, Messi y Luis Suárez. Su carrera como futbolista se vio obligada a concluir a los 20 años. Jugaba de defensor en la reserva de Augsburgo cuando, por una lesión crónica en una rodilla, los médicos le recomendaron dejar el fútbol. Su entrenador era Thomas Tuchel, actual DT de Borussia Dortmund, quien le ofreció unirse a su cuerpo técnico como analista de los rivales. Luego fue ayudante de campo de Alexander Schmidt en el primer equipo de 1860 Múnich. En 2014, se instaló en Hoffenheim, donde salió campeón nacional entrenando al equipo sub-19 y subcampeón al año siguiente. En octubre de 2015 anunciaron que sería el DT del elenco del sudoeste alemán a partir de la temporada siguiente, sin saber que esa decisión terminaría anticipándose.

Debutó con un empate 1-1 de visitante, contra Werder Bremen y luego superó como local a Mainz por 3 a 2. Con la suma de 23 puntos en 14 encuentros, Nagelsmann sorprendió a la prensa alemana dejando al TSG 1899 Hoffenheim en primera división sin tener que jugar promoción ante un equipo de la 2. Bundesliga. Vale destacar que es el segundo técnico más joven de la historia del fútbol alemán detrás de Bernd Stöber, quien dirigió de manera interina al FC Saarbrücken en 1976 con 24 años.

Julian Nagelsmann confesó que sus referentes son Tuchel y Guardiola, lo que deja en evidencia qué estilo de juego practica su equipo: un fútbol ofensivo de presión alta, tenencia del balón y transiciones rápidas entre ataque y defensa. No se casa con ningún esquema y se adapta al rival que tenga en frente. En su primera temporada jugaba 4-3-3, mientras que en la actual utiliza un 3-3-2-2 que se transforma en un 3-5-2 a la hora de defender. Las claves de Hoffenheim son el arquero Oliver Baumann, quien era discutido la temporada anterior; el central Niklas Süle, flamante refuerzo de Bayern Múnich y que en los Juegos Olímpicos llamó la atención por su técnica para salir jugando; Sebastian Rudy, el “5 posicional” del equipo que es convocado a la selección; y el delantero croata Andrej Kramaric, quien llegó proveniente de Leicester el año pasado al no tener continuidad en el campeón inglés.

Los jugadores captaron rápido la idea del DT y comparten un grupo de WhatsApp, en el cual Nagelsmann pregunta tres veces por semana si tienen algún problema que puedan solucionar entre todos. Ahora nadie piensa en que algunos de sus dirigidos son más grandes que él, algo que para muchos podía llegar a ser un impedimento para que asumiera.

Hoffenheim fue el último equipo de las cinco grandes ligas europeas en perder el invicto (17 partidos) esta temporada. Otro logro fue no haber perdido ningún enfrentamiento contra el ya consagrado campeón Bayern, al que vencieron de local y empataron en Múnich. Confeso admirador de Lionel Messi, es sabido en el mundo del fútbol que tarde o temprano Nagelsmann dirigirá a un equipo grande del viejo continente y a la selección teutona.

Derribando mitos

Los catorce meses de Julian Nagelsmann como entrenador de Hoffenheim sirvieron para demostrar que no es necesario haber jugado en primera para poder ser DT. Muchos sostienen que dejar el fútbol por razones de fuerza mayor a una temprana edad puede ser un impedimento para seguir ligado al deporte, pero este caso derriba ese mito. Ocho años trabajando en puestos menos visibles del ambiente futbolístico prepararon a Nagelsmann para ser el técnico revelación de este año y, quizás, el que más allanado tenga el camino para una carrera exitosa.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Mundial 78

A 40 años del Mundial 78

¿Era el pueblo argentino el que había tomado la escena o era la escena política la que se había devorado al pueblo?

Dictadura

Jugadores protagonistas fuera del campo de juego

Hay futbolistas que sin ser figuras en sus equipos, o sin siquiera jugar el Mundial, han participado del mundial desde una perspectiva en la que muchos profesionales no se involucraron

Mundial 78

La grieta del Mundial 78

Copa del Mundo divididos en dos realidades muy diferentes: las Abuelas de Plaza de Mayo, arrasadas por el dolor, y los fanáticos del fútbol, que explotaban de alegría.