Capital Federal • T ° - H %

El gol de Suñé todavía juega en la cabeza de Mouzo.

“Lo que soy es por Boca”

A 40 años de la única final entre el Xeneize y River, el emblema del equipo de La Ribera no dudó al momento de elegir la consagración como la más importante de su carrera pese a las conquistas de las Copa Libertadores y la Intercontinental.

COMPARTIR
Álvarez Juan Pablo @JuanPAlvarez95
22 de Diciembre de 2016

Corre el año 1976. Han pasado ya 22 días desde que comenzó el mes de diciembre. Es miércoles. Un caluroso miércoles. Faltan apenas dos jornadas para festejar la nochebuena y tan solo nueve para despedir el año. Sin embargo, antes de las fiestas, el brindis y demás, falta jugarse un partido que sin dudas será de los más importantes en la historia del fútbol argentino. Un encuentro sin precedentes que marcará un antes y un después.

Entre el caos que la dictadura militar causa en el país sin que muchos lo sepan, 22 hombres serán acompañados por aproximadamente 90 mil espectadores en el estadio de Racing, conocido popularmente como el Cilindro de Avellaneda. Aquellas casi 100 mil almas están dispersas por los colores de sus camisetas entre el anillo superior, donde se aglomera el azul y oro, y el inferior, inundado de blanco y rojo. Está todo dispuesto para el partido decisivo del Torneo Nacional de 1976. La gran final entre Boca y River.

Son las 21. Arturo Ithurralde, árbitro del encuentro, da por iniciado el cotejo más esperado por los hinchas de los dos clubes más populares de Argentina. Las acciones de juego se muestran luchadas. Cada pelota se juega como la última, al límite. El buen fútbol se hace ausente.

Llegó el momento de dar comienzo a la segunda mitad por parte del colegiado. Pero no hay caso. El juego no distorsiona demasiado. La igualdad es notable. Las acciones de gol casi no existen. Todos los caminos parecen conducir al 0 a 0.

Van 27 minutos del complemento. Hay una falta peligrosa a escasos metros del área grande rival a favor de Boca. Quien recibió el ‘foul’ fue Carlos Veglio. Los jugadores y la gente de River le protestan al árbitro mientras que Ubaldo Matildo Fillol arma la barrera. Parece que los futbolistas del Millonario se resignan y, de a poco, se suman al muro que el arquero arma a los gritos para impedir el tanto. ¡Pero atención! Veglio empujó a Roberto Mouzo de la cercanía del balón y gol de Boca. Gol de Rubén Suñe de tiro libre gracias a una avivada que descolocó a todo el mundo River. Festejan los futbolistas de Boca. El Xeneize pasa a ganar 1 a 0 el partido más importante de la historia entre ambos equipos.

Se juegan los últimos instantes del ‘match’. Los dirigidos por Ángel Labruna atacan sin cesar en busca de la igualdad, pero los de Juan Carlos ‘Toto’ Lorenzo no los dejan avanzar. Se está por terminar el encuentro. Va a hacer victoria de Boca. Y sí, es triunfo Xeneize por 1 a 0. Boca se acaba de coronar campeón del Torneo Nacional de 1976 frente a su clásico rival.

40 años después de semejante hazaña, quien se refirió a ella fue Mouzo, protagonista de la noche gloriosa. Con 63 años, el cuerpo robusto y pelado en la parte frontal de la cabeza, pero aún conservando el cabello mínimamente canoso de los parietales, se dispuso a contar y revivir el partido más importante de su carrera, como lo cataloga él.

Desde el otro lado del teléfono se escuchó, con la voz impregnada de orgullo y emoción, a uno de los próceres xeneizes, dicho sea de paso con el mayor número de presencias en la historia del club y, desde la zona norte del gran Buenos Aires, contó porqué se consagraron aquella noche.

Fue un partido intenso, pero Boca fue campeón por un detalle: la ejecución del tiro libre haciéndola rápida, la que nos dio esa posibilidad de ganar un campeonato. Justamente nos habían dicho antes del partido que podíamos jugar rápido. El árbitro en la previa había juntado a los capitanes para que en el vestuario les digan a sus compañeros que podían jugar rápido las faltas”. Y así llegó el gol. Avivada de Suñé y una consagración para la posteridad.

Y la entrevista siguió. Entre medio de ondas electromagnéticas no muy amigas para que la llamada telefónica sea la adecuada, el ídolo de Boca de dispuso a contar lo vivido.

-A 40 años de aquella final ¿Qué imágenes se le vienen a la cabeza?

-Me acuerdo de todo. De lo que fue todo. Hasta los días conté. En 40 años pasaron 14600 días. Hasta eso me estoy fijando. Que hayan pasado 40 años… Ahí uno se da cuenta de la dimensión de ese momento.

-Suma 6 títulos en Boca contando dos Copas Libertadores (las dos primeras) y una Copa Intercontinental (la primera). ¿Esta consagración es más significativa?

-Sí, esta final fue la más importante. Este campeonato lo nombro como el más importante y el mejor aún teniendo y habiendo logrado con Boca la Copa Libertadores y la Intercontinental. Ese campeonato fue uno de los primeros y nada más y nada menos que contra River. Es el único que se ha jugado hasta el momento y eso también influye a que uno piense de esta manera. Todos le damos a un Boca-River esa necesidad de vivir como yo viví los 29 clásicos que jugué. Eso me llena de satisfacción, como los momentos previos que he vivido. Por eso considero que lo que se logró fue una cosa impresionante.

Como gloria del club de La Ribera, fue inevitable distanciarse de la final por un momento para rememorar su carrera luciendo la camiseta azul y oro, la cual defendió en 426 oportunidades, número que lo califica como el jugador que más veces la vistió.

-¿Soñó alguna vez ser el jugador con más encuentros disputados en el club?

-Solo quería jugar y nada más. Lo único que hice fue cuidarme y tener la responsabilidad de tratar de rendir en todos los partidos. Eso me ha llevado a lograr una conducta y jugar 15 años en la primera de Boca de esta manera. Tengo todo en la mente. Todo lo que han hecho mis viejos para que yo pudiera llegar a jugar. Es realmente muy lindo.

-¿Qué significa haber hecho historia en el club que ama?

- Quedar en la historia de Boca junto a otros ídolos es un orgullo y una satisfacción. Tuve la suerte de jugar 15 años. No me puedo quejar. No cambio la infancia que tuve y el fútbol que tuve la suerte de jugar por el dinero de ahora. El valor que le doy a cada cosa que logré no tiene precio. En el primer partido en la cancha de Boca, mientras me encontraba en el campo, miré para donde iba a la tribuna. Eso fue un sueño. Un sueño que viví en muchos partidos y después se fue haciendo realidad. Me fui dando cuenta donde estaba. Digo ‘estoy acá adentro’ cuando antes iba atrás del arco de la calle Brandsen.

-Pasan los años y la gente de Boca le sigue brindando el cariño de siempre. ¿Es el mayor logro en su carrera?

-Sí. Pude dejar una buena imagen y soy reconocido todavía con respeto y con cariño, eso a la larga fue por la conducta que uno fue logrando. Lo que soy es por Boca. Boca me dio eso, Boca institución. Boca camiseta me dio la oportunidad de lograr lo que logré. Estoy eternamente agradecido no solo al hincha sino también al club que me sigue dando tanto cariño y tanto respeto, algo que no tiene precio.

 

Fútbol

Almudena Grandes: “No es que me guste el fútbol, me gusta el Atleti”

La destacada escritora madrileña, que ha recibido numerosos premios y distinciones por sus obras a lo largo de su carrera, estuvo en Buenos Aires presentando su último libro y dialogó con El Equipo.

El hincha que se casó con Chacarita

El fútbol como estilo de vida, parte de la rutina de cada día, una pasión y un sentimiento que no tiene explicación. La locura extrema que te lleva a hacer cosas impensables. 46 kilómetros para ver al club de sus amores hace Guillermo Recalde, un tipo de clase media de Rafael Calzada, fanático del Funebrero.

"El futsal es mi vida, mi trabajo y mi pasión"

Constantino Vaporaki, uno de los pilares de Boca Juniors, reciente campeón metropolitano de futsal y de la selección argentina, en diálogo con El Equipo, cuenta cómo vivió la obtención de la Copa del Mundo en Colombia 2016 y cómo fueron sus primeros años en este deporte que entiende que todavía necesita desarrollarse.

De Ciudad Evita al mundo: Walter Kannemann, bicampeón de América

Tiene apellido alemán, pero nació en Concepción del Uruguay hace 26 años. Tras haber debutado en 2010, el defensor de Gremio de Porto Alegre conquistó su segunda Copa Libertadores. En una charla íntima, el ex San Lorenzo cuenta lo que atravesó desde sus inicios hasta ser el jugador que es hoy.

Sebastián Battaglia: el León presentó su libro

El ídolo de Boca contó sus vivencias en el texto que escribió junto a Diego Tomasi. Una trayectoria marcada de principio a fin por dos colores: el azul y el oro.

Otro título para Los Murciélagos

La Selección Argentina de fútbol para ciegos se coronó campeona de la Copa América de Chile, luego de vencer en la final a Brasil por penales.

(d) noticias

Rugby argentino 2017: todo lo que pasó en un año cargado de emociones

Los Pumas, Jaguares y el Top 12 fueron los que vivieron los momentos más destacados. Pasen y vean, día por día, cómo se movió la guinda.

La calle no es un lugar para vivir

Cada vez son más las personas que no tienen un lugar donde vivir en Capital Federal, pero siempre hay alguien que busca darles una mano. El Hospital Santojanni brinda un espacio para que alrededor de 30 personas puedan pasar la noche. El Equipo habló con integrantes de ese grupo que día a día pelea por mejorar su situación. 

Buenos Aires, "Ciudad del Skate"

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires aprobó un proyecto de los diputados del PRO, Daniel Del Sol y Roberto Quattromano, para que Buenos Aires sea reconocida como "Ciudad del Skate", un deporte urbano que crece día a día y es practicado por miles de jóvenes.

¿Cómo se vive hoy de la música?

El Equipo habló con Javier Viñas, uno de los guitarristas nacionales con más proyección de la actualidad, sobre las novedosas maneras para sobreponerse a la crisis que sufre el sector musical.    

La Ley de Medios, al rescate de la pelota

Ya iniciada la televisación del fútbol por cableoperadores, aún queda un vacío legal: a pesar de las modificaciones por decreto, la norma aún contempla que el Poder Ejecutivo debe garantizar el acceso universal a los contenidos de interés relevante.

Las mil y una del Pato

Silva se quedó con la histórica carrera de los mil kilómetros de Buenos Aires, con la que el TC celebró sus 80 años de vida. La organización montó un espectáculo y la carrera estuvo a la altura de las circunstancias.

Facebook

Twitter

El arte del gol

El fútbol es arte y Maradona el máximo exponente de una actividad sensible para los argentinos. A 30 años…

Los goles después de “El gol”

Tras el “Gol del Siglo” a Inglaterra, Maradona le convirtió a Bélgica dos tantos maravillosos en…

Dibuje, maestro

Para Augusto Costhanzo, dibujante argentino, Diego fue el responsable de unir sus pasiones, de encontrar la relación…

El mejor compositor de la pelota

El fútbol es música y Diego interpretó la mejor melodía. En diálogo con El Equipo, Valeria…

Desaparecer dos veces

Jorge Julio López fue secuestrado y torturado durante la última dictadura cívico militar, pero volvió…

Los Espartanos: en libertad tras las rejas

En el penal de San Martín, 35 reclusos formaron un equipo de rugby que se enfrenta con clubes poderosos. El deporte…

La Peque de oro

Paula Pareto alcanzó la cima del judo olímpico y demostró, una vez más, por qué pertenece…

La Chapa del campeón

Con Retegui en la conducción, los Leones quedaron en la historia del deporte argentino con el oro en Río y…

La Torre de plata

El tenista argentino Juan Martín Del Potro perdió en la final ante el británico Andy Murray y no pudo…

Son leyenda

Luis Scola, Andrés Nocioni, Carlos Delfino y Emanuel Ginóbili fueron los cuatro sobrevivientes de la Generación…