Gustavo Lupetti, de la agrupación 25 de Mayo, presentó un proyecto ante las autoridades del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para que la sede social del club regrese a Manuela Pedraza y Crámer.

Platense quiere volver a casa

Santiago E. Grassi

28 DE MARZO DE 2018

A ocho meses de que se cumpla el centenario de la inauguración de la histórica cancha de Platense en Manuela Pedraza y Crámer -donde no juega desde hace 45 años-, la agrupación 25 de Mayo, encabezada por el candidato a presidente Gustavo Lupetti, sembró la semilla que puede significar el primer paso hacia la vuelta a Saavedra.

Desde 1917 hasta 1971, Platense le alquiló el predio en el que hoy se ubica el conocido “Poli” a la familia del doctor Carlos Delcasse, dueño de esa y de muchas otras tierras. Allí construyó su estadio, que inauguró un 9 de julio en un amistoso frente a Provincial de Rosario que terminó 1-0 a favor de los locales. Fueron 54 años en los que el Calamarforjó un sentimiento de pertenencia con el barrio de Saavedra, más allá de que esa esquina se encuentre ubicada en Núñez. Allí disputó 847 partidos, de los cuales ganó 419, empató 231 y perdió 197. Además, esa cancha fue el lugar en el que jugadores de la talla de Julio Adolfo Cozzi, Santiago Vernazza y Martín Pando dieron sus primeros pasos como profesionales.

“A nuestros hinchas de más de 60 años les decís 'Platense' y ellos te dicen 'Manuela Pedraza y Crámer', enuncia y se emociona Lupetti, el principal impulsor del proyecto que propone recuperar presencia en el barrio que todos los “calamares” consideran “su casa” y del que tuvieron que emigrar en 1971, cuando un conflicto por la actualización del alquiler derivó en un juicio por parte de la sucesión del doctor Delcasse. El juez interviniente había dictaminado que no correspondía el desalojo, pero elevó el costo del alquiler a $25.000, algo imposible de pagar para un Platense que en aquella época se encontraba sumido en una profunda crisis institucional y deportiva que le significó, también, la pérdida de la categoría. El último partido en Manuela Pedraza y Crámer lo disputó el 26 de septiembre de 1971, cuando venció 2-0 a Newell's.

Actualmente, el terreno es propiedad del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que se hizo cargo luego de que los sucesores de Carlos Delcasse no pudieran probar su titularidad ni su posesión treintañal. Ahora, en vez de un estadio, allí funcionan una escuela primaria y un complejo polideportivo, que están concesionados a las cooperadoras del Distrito Escolar N°10 y a un ente privado que los explota comercialmente en los tiempos en que el predio no cumple su función educativa. Entre otras instalaciones, el lugar cuenta con una pileta cubierta y una cancha de fútbol 11 con muy buena iluminación.

Lo que pretende la agrupación 25 de Mayo es que, cuando el 7 de diciembre (curiosamente, la misma fecha en la que 45 años antes tuvo que desalojar) venza el plazo de la actual concesión, Platense tenga la prioridad en la próxima. Para eso, Lupetti se presentó ante las autoridades del Gobierno de la Ciudad con una petición de 1.000 firmas que invoca al artículo 32 de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires, que hace referencia a la identidad cultural de los barrios. Además, a lo largo del año hizo otras dos presentaciones con documentos fotográficos que demuestran la relación del club con el predio. Según Lupetti, todas ellas tuvieron buena recepción por parte del gobierno.

La idea es instalar allí la sede social y una confitería (que actualmente funcionan en el estadio que Platense tiene en Vicente López), mantener las mismas instalaciones y trabajar en conjunto con las cooperadoras del Distrito. Algunas de las propuestas que tienen para el lugar son realizar el Mundial del Tango “Polaco Goyeneche”, en honor al famoso cantante e hincha “calamar”, y que el equipo senior del club pase a jugar sus partidos de local en esa cancha.

Lupetti perdió las elecciones presidenciales en el club el pasado 4 de diciembre a manos de Fernando Wendt, del frente Platense VolverÁ. Aún así, el proyecto se mantiene en pie. “Si al que le toca ser presidente es Fernando, él me va a tener a su lado apoyando e impulsando esta iniciativa para que, con las nuevas autoridades, el gobierno de la Ciudad pueda terminar de armar algún acuerdo”, había afirmado hace algunas semanas el ex candidato, quien confía en que, después de 45 años, Platense pueda volver a casa.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Mundial 78

A 40 años del Mundial 78

¿Era el pueblo argentino el que había tomado la escena o era la escena política la que se había devorado al pueblo?

Dictadura

Jugadores protagonistas fuera del campo de juego

Hay futbolistas que sin ser figuras en sus equipos, o sin siquiera jugar el Mundial, han participado del mundial desde una perspectiva en la que muchos profesionales no se involucraron

Mundial 78

La grieta del Mundial 78

Copa del Mundo divididos en dos realidades muy diferentes: las Abuelas de Plaza de Mayo, arrasadas por el dolor, y los fanáticos del fútbol, que explotaban de alegría.