La famosa "mesa chica" aparece mencionada en todos los medios pero a Daniel Angelici le gusta compartir una mesa grande con todos sus vínculos bien cerca.

La mesa del domingo

Catalina Sarrabayrouse

28 DE MARZO DE 2018

Los domingos en toda familia italiana se come pasta, la tradición está escrita y eso no cambia sean presidentes de un club, dueños de un restaurant o padrinos de una mafia. Daniel Angelici, un tano bien tano, disfruta de unos spaghettis con tuco y la cocción siempre es al dente, tal como se los disfruta en Italia.

Cuando el agua hirvió y los fideos están ya por sumergirse, todos los invitados tienen que estar en la mesa porque la comida fría nunca es opción, a menos que como plato principal se entregue la venganza que esa si siempre debe servirse fría, como dice aquel refrán. La cabecera es su lugar indiscutible y desde allí recibe a sus invitados con mucha amabilidad en esta larga mesa de amigos y familiares. A su derecha se sienta Martín Ocampo quien es de los primeros en llegar ya que le gusta compartir un rato con su ahijado, el hijo de Daniel. Una amistad de muchos años los une y el Tano lo considera un miembro de la familia ¿Qué mejor lugar que a su derecha, verdad?

Una rica pasta debe ser acompañada de un rico vino dicen y así sucede este domingo. Sergio Brodsky le pide a su compañero sentado en la punta que le alcance la botella de Cabernet Sauvignon y entre risas y recuerdos sobre aquellas épocas de militancia en la Juventud Radical brindan con una gran sonrisa. Luego son recibidos los Nosiglia padre e hijo. Enrique fue el mentor político de Daniel en Franja Morada y a partir de allí crearon un vínculo muy estrecho que luego se fortalecería en la candidatura a Presidente de Boca Juniors del dueño de casa. Mientras Enrique y el Tano se abrazan, Hipólito busca con la mirada a su amigo Mauricio Macri que aún no ha llegado.

Las pastas ya están listas y Darío Richarte pide el queso rallado. Su presencia no puede faltar y un eterno agradecimiento siempre mostrará ya que fue Angelici quien lo incluyó en la lista para ser parte de la Comisión Directiva de Boca y gracias a él también pudo formar parte del Tribunal de Disciplina de la AFA. Los favores entre amigos siempre están y más si el amigo en cuestión formo parte de la SIDE, mejor mantenerlo cerca. Las relaciones con los compañeros de trabajo deben ser cuidadas y el encargado de diez gerencias del club, Lucas Labbad, no puede perderse este almuerzo. Al igual que Enzo Pagani, quien no solo tiene puntos de encuentro con el Presidente de Boca a través del derecho, debido a que es Presidente del Consejo de la Magistratura, sino que además comparten las decisiones tomadas en el club gracias a su cargo de titular del Departamento Boca Social y Vicepresidente de la Fundación Boca Social. La construcción es un tema que siempre entra en cuestión debido a que la nueva Bombonera está latente en toda reunión por lo tanto, Horacio Paolini no se puede perder este almuerzo. Siendo uno de los más interesados en la creación de un nuevo estadio y dueño de una compañía de grúas ocupa no solo un cargo en la Comisión Directiva sino que además comparte su avión privado para los miembros de ella como lo hizo durante la Copa América ante Defensa y Justicia. La importancia de cuidar las relaciones con sus colegas es una máxima que Horacio aplica a diario por eso brinda con Matías Ahumada, quien a pesar de no tener pisco chileno disfruta de un rico vino, e intercambian opiniones sobre los terrenos de La Boca. El tesorero muestra constantemente su interés por expandir, algo que a Paolini también le interesa. El manejo de las finanzas es una de sus habilidades ya que fue tesorero del colegio en el cual el Presidente se formó y tienen una amistad muy estrecha.

Un hombre inteligente sabe que hay ciertas personas a las que es mejor tenerlas siempre cerca, por eso Ariel Lijo quien hoy es juez federal y Raúl Plée, fiscal de la Cámara de Casación también ocupan un asiento en la mesa . A lo lejos se lo puede observar al Ministro de Modernización Andres Ibarra hablando por teléfono sobre el régimen de compras que debe regular, se lo nota un tanto ansioso esperando la llegada de su íntimo amigo el Presidente de la Nación. Su amistad se remonta a los 80 cuando trabajaba en empresas cuyo dueño eran los Macri, además de haber sido gerente en el club lo cual los llevo a compartir ese ambiente también.

Mientras debaten sobre el partido que jugará Boquita esa noche, especulan con resultados y destacan a sus jugadores preferidos el amigo y representante de Carlos Tevez, Adrián Ruocco, reivindica la figura del capitán y destaca la importancia que tiene en el equipo. En esta oportunidad Adrián ocupa un lugar en este encuentro gracias a Gustavo Arribas, quien aún no ha llegado, ya que solía ser contador en un club nocturno al que Arribas concurría. Oscar Moscariello saluda a todos los presentes y ocupa su lugar tras responder un mensaje de su amigo el Presidente de la Nación que le informa que esta demorado. Esa amistad se remonta varios años atrás y se vio reflejada en la fidelidad que demostró la línea nacional del partido demócrata progresista al apoyar la gestión de Macri en la Ciudad. En cuanto al dueño de casa, Moscariello supo cuidarle el sillón presidencial en 2013 durante su licencia. Hoy la vicepresidencia primera del club está a cargo de Rodolfo Ferrari quien también mostró fidelidad al PRO utilizando la creación de peñas de Boca para fomentar la campaña electoral de la agrupación política en el interior.

Dos autos estacionan en la puerta y los conductores se saludan con la confianza que lo hacen aquellos que se conocen desde hace varios años, son Gustavo Arribas y Mauricio Macri. Ambos mantienen una amistad muy cercana desde la década del 80, son tan unidos que comparten acusaciones en la causa de los Panama Papers, pero de esas cosas en el almuerzo no se habla. Juntos trotaron en las canchas durante varios partidos de fútbol e incluso viajaron a Estados Unidos para jugar un torneo en el exterior, la pasión por el deporte es una de los tantos factores que los une tal como el departamento que Arribas le alquila a su amigo. Finalmente, la mesa está completa y las cabeceras son ocupadas por esos amigos que desde el 2003, cuando Jorge Macri los presento, formaron una unión que creció cada vez más. En un comienzo Angelici logró que un sector de la Unión Cívica Radical se integrara a Pro y la lealtad se mantuvo hasta hoy.

El almuerzo transcurre, los temas banales discurren y las risas comprometedoras sobresalen. Es así como con las copas bien altas, los platos vacíos y las panzas llenas, el Tano brinda con sus amigos por la militancia, la Boca y el poder, esas tres cosas que nunca ha de perder.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Mundial 78

A 40 años del Mundial 78

¿Era el pueblo argentino el que había tomado la escena o era la escena política la que se había devorado al pueblo?

Dictadura

Jugadores protagonistas fuera del campo de juego

Hay futbolistas que sin ser figuras en sus equipos, o sin siquiera jugar el Mundial, han participado del mundial desde una perspectiva en la que muchos profesionales no se involucraron

Mundial 78

La grieta del Mundial 78

Copa del Mundo divididos en dos realidades muy diferentes: las Abuelas de Plaza de Mayo, arrasadas por el dolor, y los fanáticos del fútbol, que explotaban de alegría.