Capital Federal • T ° - H %

Toranzo se convirtió en uno de los más queridos de Huracán./Télam

"Cuando uno gana pero no despliega el fútbol que espera, se va medio vacío de la cancha"

Toranzo, mano a mano con El Equipo, cuenta que lo que vivió en Huracán en 2009 fue lo más lindo que de su vida y que lo marcó para siempre. Cómo se pelea por no descender si "ganar como sea".

COMPARTIR
Barbara Fritzler
22 de Noviembre de 2016

Patricio Toranzo es, actualmente, una de las figuras más representativas para el hincha de Huracán. Tenerlo frente a frente implica recordar muchas cosas: sus comienzos en River, el Huracán de 2009, su paso por Racing, sus años en China, su misma vuelta al Globo en 2014para ganar la Copa Argentina (primer título profesional luego de 41 años) y volver a Primera División, el accidente en Venezuela… La carrera de Toranzo está plagada de historias.

Cuando se sienta y se pide un café cortado, dispuesto a empezar la charla, hay una pregunta inevitable. Y es que el presente del fútbol y muchos de sus clubes invita a que se abra el debate. Surge lo de siempre, la eterna guerra interna que hay en el fútbol: el resultadismo, los estilos de juego, los técnicos, las ideas… Es todo tan amplio que resulta difícil ver un horizonte por el cual comenzar; pero él lo encuentra rápidamente. Y no es para menos de un jugador que aprendió tanto de Ángel Cappa, al lado de compañeros que conformaron un equipo que revolucionó el fútbol.

Paréntesis. Punto de inflexión. La sola mención de aquel Huracán de 2009 lo hace remontarse en el pasado, y admite que todavía quedó esa espina clavada: “Siempre le he hablado a todo el mundo de ese equipo, a mi mujer actual que en ese tiempo no estaba conmigo hasta le mostré los vídeos. Cómo se jugaba, la gente se ponía a llorar, aplaudía… Fueron los mejores seis meses de mi vida”. El recuerdo aun vive. El Globo logró una campaña muy buena de 38 puntos y perdió la final con Vélez en el último minuto, por un gol polémico. La discusión no se desató solo por eso, sino también por un gol anulado a Eduardo Domínguez (quien más tarde sería su director técnico).

-No salieron campeones pero fueron los mejores seis meses de tu vida por cómo se jugó al fútbol. ¿Es más importante, entonces, el resultado o la forma de llegar a él?

-A veces, cuando uno gana pero no despliega el fútbol que espera, se va medio vacío de la cancha. Me pasó hace poco. Ganamos, todo, pero había un estadio medio apagado. La realidad es que uno a veces quiere ganar los tres puntos como sea. Pero cuando eso pasa, después uno dice “sí, ya gané como sea, pero yo ahora quiero jugar bien o irme a mi casa pudiendo decir que vamos mejorando”. Si todo se estanca en un fútbol en el que vamos a buscar los tres puntos desesperados, seguramente vamos a perder más de lo que vamos a ganar.

-¿Qué vendría a ser ese “ganar como sea”?

-Es difícil de explicarlo… A mí no me gusta ganar como sea. Si bien vos necesitas el triunfo, decís, ¿cómo? ¿Cómo es ganar como sea? Tirarla para arriba, sentir en un partido que en determinadas pelotas vas al 100%... Hay otras presiones. A veces uno está cerca del descenso y todo lleva a todo. Sabés que tenés que hacerte más fuerte, que del otro lado hay adversidades, qué dice la gente, muchas cosas. Con algunos detalles hoy se puede ganar, como una pelota parada o una distracción del rival. Pero, ¿tenemos que esperar que el rival se equivoque para nosotros ganar? Eso se puede dar una sola vez, o dos, y el largo tiene más de 30 fechas.

-¿Jugar bien, entonces, puede ser un sinónimo de ganar?

-Yo creo que sí. Me ha tocado estar en muchos equipos, y uno se da cuenta. Cuando vos jugás bien, sabés que vas a hacer un buen partido. La gente también lo intuye. Es esa seguridad de mirar al rival y decir “te voy a ganar”. Hoy eso está faltando, no está ese espíritu que siempre tuvimos. Vos podés perder, ganar o empatar. Pero si perdés y sin embargo jugás muy bien, queriéndole ganar al rival e imponiendo tu fútbol, seguramente te vas a ir aplaudido como se fue este equipo cuando se perdió.

Toranzo sostiene una idea: de un día para el otro no se ganan las cosas. “Nada es casualidad”, afirma el volante del Globo, y agrega: “Si bien este es un momento bastante normal para Huracán, que pasó por muchos baches, lo que hay que hacer es generar buen fútbol y tratar de hacer lo que siempre hizo este club. Acá siempre hubo jugadores de buen pie, de querer jugar bien al fútbol y que la gente se identifique con eso. Es algo que hemos perdido un poco en este corto tiempo”.

-¿Qué tan importante y que incidencia tiene que los jugadores entiendan y lleven a cabo la idea del técnico?

-Todos los entrenadores son diferentes. El técnico tiene que bajar una idea pero los jugadores somos los que entramos a la cancha, y a veces hay que romper con esa idea que baja él, porque no somos robots. No es que nos dicen “bueno, vos acá, vos allá” y no podemos hacer más que eso. Cada planteo es distinto, quizás de visitante estás más resguardado a diferencia de cuando jugas de local y vas al ataque, pero, ¿por qué? Porque los técnicos tienen miedo de perder, de irse rápidamente, ellos también están trabajando… en los últimos años por este club han pasado varios técnicos y ha tocado estar en buenos y malos momentos.

Es una realidad: Huracán desde 2013 hasta hoy fue dirigido por Antonio Mohamed, Darío Kudelka, Néstor Apuzzo, Eduardo Domínguez y el actual, Ricardo Caruso Lombardi. Desde su ascenso a primera, el Globo se desempeñó de forma correcta en los torneos nacionales y sorprendió con su participación en la Copa Libertadores. Hoy, su situación en los promedios no es tan favorable: tiene 1,127 puntos y solo Arsenal lo separa de los cuatro puestos que descienden al final del campeonato. No obstante, Toranzo concluye: “Los malos momentos son complicados en este club, se dicen muchas cosas y se empieza a armar una telenovela que no hay. Los jugadores tenemos que ser profesionales y sacarnos eso de la cabeza”.

Fútbol

Sebastián Battaglia: el León presentó su libro

El ídolo de Boca contó sus vivencias en el texto que escribió junto a Diego Tomasi. Una trayectoria marcada de principio a fin por dos colores: el azul y el oro.

Otro título para Los Murciélagos

La Selección Argentina de fútbol para ciegos se coronó campeona de la Copa América de Chile, luego de vencer en la final a Brasil por penales.

Carmen Brusca: una vida atada a la redonda

Vistió muchas camisetas, hoy defiende la de la Selección argentina y la de Racing. Después de 15 años en la cancha de once, innovó con futsal. Se crió con la pelota y hasta el día de hoy nunca la soltó. Una pasión que no va a cambiar: el fútbol, el amor en estado puro.

Surgir desde abajo

El trabajo en las inferiores de los clubes es un punto en el que el fútbol argentino deja mucho que desear, las diferencias entre los equipos de mayor poderío y los de menor son abismales. Sin embargo, siguen surgiendo grandes jugadores de los clubes que menos tienen. El club Los Andes es un ejemplo.

Por qué Islandia puede dar la sorpresa

El equipo vikingo es la revelación europea. Con un entrenador dentista, con 120 profesinales y una cultura atea, busca en Rusia 2018 mostrar los resultados del cambio estructural que comenzó hace 15 años.

Un presidente para el Millonario

El próximo domingo alrededor de 60.000 socios están habilitados para elegir, entre cuatro listas, presidente, dos vicepresidentes y renovación total de la comisión directiva del club hasta fines de 2021.

(d) noticias

La calle no es un lugar para vivir

Cada vez son más las personas que no tienen un lugar donde vivir en Capital Federal, pero siempre hay alguien que busca darles una mano. El Hospital Santojanni brinda un espacio para que alrededor de 30 personas puedan pasar la noche. El Equipo habló con integrantes de ese grupo que día a día pelea por mejorar su situación. 

Buenos Aires, "Ciudad del Skate"

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires aprobó un proyecto de los diputados del PRO, Daniel Del Sol y Roberto Quattromano, para que Buenos Aires sea reconocida como "Ciudad del Skate", un deporte urbano que crece día a día y es practicado por miles de jóvenes.

¿Cómo se vive hoy de la música?

El Equipo habló con Javier Viñas, uno de los guitarristas nacionales con más proyección de la actualidad, sobre las novedosas maneras para sobreponerse a la crisis que sufre el sector musical.    

La Ley de Medios, al rescate de la pelota

Ya iniciada la televisación del fútbol por cableoperadores, aún queda un vacío legal: a pesar de las modificaciones por decreto, la norma aún contempla que el Poder Ejecutivo debe garantizar el acceso universal a los contenidos de interés relevante.

Las mil y una del Pato

Silva se quedó con la histórica carrera de los mil kilómetros de Buenos Aires, con la que el TC celebró sus 80 años de vida. La organización montó un espectáculo y la carrera estuvo a la altura de las circunstancias.

Facebook

Twitter

El arte del gol

El fútbol es arte y Maradona el máximo exponente de una actividad sensible para los argentinos. A 30 años…

Los goles después de “El gol”

Tras el “Gol del Siglo” a Inglaterra, Maradona le convirtió a Bélgica dos tantos maravillosos en…

Dibuje, maestro

Para Augusto Costhanzo, dibujante argentino, Diego fue el responsable de unir sus pasiones, de encontrar la relación…

El mejor compositor de la pelota

El fútbol es música y Diego interpretó la mejor melodía. En diálogo con El Equipo, Valeria…

Desaparecer dos veces

Jorge Julio López fue secuestrado y torturado durante la última dictadura cívico militar, pero volvió…

Los Espartanos: en libertad tras las rejas

En el penal de San Martín, 35 reclusos formaron un equipo de rugby que se enfrenta con clubes poderosos. El deporte…

La Peque de oro

Paula Pareto alcanzó la cima del judo olímpico y demostró, una vez más, por qué pertenece…

La Chapa del campeón

Con Retegui en la conducción, los Leones quedaron en la historia del deporte argentino con el oro en Río y…

La Torre de plata

El tenista argentino Juan Martín Del Potro perdió en la final ante el británico Andy Murray y no pudo…

Son leyenda

Luis Scola, Andrés Nocioni, Carlos Delfino y Emanuel Ginóbili fueron los cuatro sobrevivientes de la Generación…