Después de la derrota ante Paraguay por 1 a 0 en Córdoba, que terminó con un invicto de 15 partidos, la Selección tiene ocho partidos por delante para definir su clasificación a la próxima Copa del Mundo.

Lo que queda camino a Rusia

Ignacio Oneto @nacho_oneto y Santiago Demartino @santidemar

28 DE MARZO DE 2018

La albiceleste desaprovechó la oportunidad y se mantiene en el quinto puesto de las Eliminatorias Sudamericanas, por lo que si hoy se terminaría la clasificación a Rusia,debería jugar un repechaje ante el mejor equipo de Oceanía. La próxima fecha doble será contra dos equipos que están en zona de clasificación y participaron del último Mundial: Brasil y Colombia.

A priori, el partido del 11 de noviembre en Belo Horizonte será el más dificil de la segunda fase, teniendo en cuenta que el equipo que dirige Tite, líder de la tabla tras ganarle a Venezuela por 2 a 0, nunca perdió como local en la historia de las Eliminatorias (ganó 40 veces y empató 12). El conjunto nacional solo logró sacarle un empate en tres encuentros disputados en la capital de Minas Gerais, donde también venció a Irán por 1 a 0 en el Mundial 2014.

En la última presentación del año, la Selección recibirá a Colombia el 15 de noviembre en San Juan, donde solo hizo de local por amistosos (ganó cuatro entre 2010 y 2016). El conjunto dirigido por José Pékerman, que es uno de los que más puntos logró en condición de visitante (7), buscará su segunda victoria en territorio argentino después del recordado 5 a 0 que le dio la clasificación al Mundial 1994.

Argentina arrancará el 2017 recibiendo, en marzo, a Chile con un historial favorable a pesar de las dos finales perdidas recientemente: solo perdió seis veces en 84 enfrentamientos (incluyendo amistosos) y, por Eliminatorias ganó siete, empató tres y perdió una (como visitante). El segundo rival de esta fecha doble será Bolivia en la altura de La Paz, donde el local consiguió siete de los ocho puntos que lleva en el certamen. Allí, los antecedentes favorecen a los bolivianos, que con la goleada por 6 a 1 en 2009 llegaron a los cuatro triunfos contra tres de la Selección.

Ya en instancias decisivas, el equipo dirigido por Edgardo Bauza visitará a Uruguay a fines de agosto en Montevideo, donde los charrúas ganaron los cinco partidos que jugaron en esta clasificación sin recibir goles. En total llevan 13 encuentros sin perder por Eliminatorias en el estadio Centenario, y quien lo derrotó por última vez allí fue la Selección Nacional en 2009. Luego, a principios de septiembre, Argentina recibirá a Venezuela, que está último en la tabla con solo dos puntos. Frente a este rival, el conjunto albiceleste nunca cayó como local.

Los últimos dos partidos rumbo a Rusia serán en octubre. Primero, Argentina recibirá a Perú, con el que nunca cayó como local. Además, el equipo que dirige Ricardo Gareca es el único que no consiguió puntos como visitante en lo que va de la competencia. El cierre será en Quito ante Ecuador, que está en puestos de clasificación y es el único que derrotó a la Selección en la primera rueda.

En conclusión, los tres puntos perdidos ante Paraguay ponen a Argentina en una situación delicada en la tabla, teniendo en cuenta que solo le lleva dos puntos al séptimo (Chile) y que tiene por delante cuatro partidos muy complicados fuera del país que lo obligan a ser efectivo como local. Por el momento, solo tiene que pensar en obtener un resultado favorable en la próxima fecha doble ante Brasil y Colombia.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Mundial 78

A 40 años del Mundial 78

¿Era el pueblo argentino el que había tomado la escena o era la escena política la que se había devorado al pueblo?

Dictadura

Jugadores protagonistas fuera del campo de juego

Hay futbolistas que sin ser figuras en sus equipos, o sin siquiera jugar el Mundial, han participado del mundial desde una perspectiva en la que muchos profesionales no se involucraron

Mundial 78

La grieta del Mundial 78

Copa del Mundo divididos en dos realidades muy diferentes: las Abuelas de Plaza de Mayo, arrasadas por el dolor, y los fanáticos del fútbol, que explotaban de alegría.