Marcelo Figueras es un reportero gráfico de la vieja escuela. Enviado a México 86 por la revista El Gráfico, capturó para siempre con su cámara el gol de Maradona. "En cada parte de la secuencia, Diego parece tener una idea nueva", recuerda para El Equipo.

"Como un dibujo de Dalí"

Javier Bardoneschi

28 DE MARZO DE 2018

Marcelo Figueras ha fotografiado e inmortalizado momentos cruciales del deporte nacional durante décadas. A los 75 años, con su gran lucidez y carisma característicos, el prestigioso reportero gráfico recuerda la cobertura que realizó del Mundial México 1986, donde capturó la secuencia del afamado segundo gol de Maradona a los ingleses. A 30 años de aquel histórico partido, Figueras relata sus vivencias y sensaciones durante esa tarde en el Estadio Azteca, y se expresa sobre una de sus obras más reconocidas.

-¿Cómo logra capturar las mejores imágenes?

-Una buena foto es la que puede retratar todo lo sucedido en el partido sin apoyo de un texto. En el círculo de reporteros gráficos se sabe que, al trabajar desde las tribunas en un partido de fútbol, se debe prestar especial atención cuando la pelota pasa la mitad de la cancha. Además, tenés que estudiar y saber sobre el deporte que cubrís. Tenés que poder anticiparte lo mejor que puedas a la jugada. Hay jugadores que uno conoce y sabe qué movimientos pueden llegar a hacer.

-¿Recuerda el Mundial 86?

-Yo trabajaba para la revista El Gráfico en esa época. Éramos un par de reporteros argentinos enviados a México. Cubrimos todos los partidos de la Selección hasta la final. Me acuerdo que teníamos cábalas entre los periodistas. Cuando íbamos a los partidos nos poníamos siempre la misma ropa, las mismas medias, terminamos todos sucios.

-¿Recuerda el partido de cuartos de final?

-Claro, ese día el estadio estaba hasta las pelotas. Haberle ganado a Inglaterra fue muy especial. Era como una revancha para mí. Yo había sido enviado por la revista Gente para cubrir al ejército argentino durante 1983, en plena Guerra de Malvinas, algo no muy agradable. Cuando Maradona hizo el segundo gol se lo grité en la cara a dos ingleses que teníamos detrás.

-A pesar de la euforia logró capturar uno de sus más reconocidos trabajos...

-Esa secuencia pasó a la historia. Son 16 fotos en total. Un trabajo importantísimo, un documento.

-¿Usted sabía lo que se venía cuando Maradona agarró la pelota en mitad de cancha?

-No, Diego era impredecible, y eso es lo más maravilloso del gol. En cada parte de la secuencia parece tener una idea nueva.

-¿Cuál de todas esas fotos le gusta más?

-Obviamente, la más bella de todas es la del gol, cuando empuja la pelota mientras se va cayendo. Es la última pincelada.

-¿Considera a ese gol una expresión artística?

-Por supuesto. Fue una jugada excepcional, con un movimiento fantástico, como un dibujo de Salvador Dalí.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Mundial 78

A 40 años del Mundial 78

¿Era el pueblo argentino el que había tomado la escena o era la escena política la que se había devorado al pueblo?

Dictadura

Jugadores protagonistas fuera del campo de juego

Hay futbolistas que sin ser figuras en sus equipos, o sin siquiera jugar el Mundial, han participado del mundial desde una perspectiva en la que muchos profesionales no se involucraron

Mundial 78

La grieta del Mundial 78

Copa del Mundo divididos en dos realidades muy diferentes: las Abuelas de Plaza de Mayo, arrasadas por el dolor, y los fanáticos del fútbol, que explotaban de alegría.