Inspirado en el reciente campeón de la Premier League, el español Iñigo Calderón le cuenta al Equipo que hasta aspira a ascender con al Brighton Albion, dar la vuelta y hasta a jugar en el fútbol argentino, tras los comentarios de sus excompañero Ulloa.

Efecto Leicester: ya no hay sueños imposibles en Inglaterra

Ignacio Zambello @izambello

28 DE MARZO DE 2018

Tras dos intentos fallidos de ascenso a la Premier League, Iñigo Calderón, defensor español del Brighton Albion, va por la revancha. Cuenta cómo juega la experiencia en estos casos, halagó a las hinchadas argentinas y hasta se animó a soñar, motivado por el Leicester campeón, donde juega su excompañero Leonardo Ulloa.

El fenómeno Leicester no puede obviarse de ninguna forma en Inglaterra ni en el fútbol mundial, y para Calderón esto “servirá como ejemplo para otros clubes pequeños, les demostrará que con trabajo y sacrificio todo se puede”.

En los Lobos, que han sorprendido al mundo entero, juega Ulloa, excompañero de Calderón en el Brighton que, aparte de transmitirle motivación a la distancia, le contagió la admiración por el fútbol argento.

-¿Tu futuro te lo imaginás sólo en el Brighton?

-No me cierro a nada, ni a volver a España ni incluso a jugar en Argentina. Me gustaría estar en un grande, poder visitar esos magníficos estadios. Sin dudas Argentina tiene la mejor afición del mundo, no tiene nada que envidiarle a nadie. La pasión con la que se vive es única, aunque a veces es desmedida. He hablado mucho con Leo (Ulloa) y me ha contado cómo es todo por allá.

Si bien es consciente de su edad (34 años), afirma que le quedan dos años de carrera, porque en el último tiempo se ha estado cuidando más de lo normal y está bien desde lo físico. ¿El problema? Debe “convencer al resto de que el nivel futbolístico sigue vigente”.

A pesar de estar a 15 mil kilómetros de distancia y a horas de jugar los playoff para subir la Premier, el defensor español no tuvo problema en charlar con El Equipo, aunque admitió que quiere “jugar ya, la ansiedad está ganando”.

“La tercera es la vencida”. A esa frase se quiere aferrar. Llegó al club inglés hace siete años y logró subir de la tercera a la segunda, pero el pase a lo más alto del fútbol británico le ha sido esquivo en dos oportunidades, lo que para él representa “un sentimiento de venganza y de revancha”.

En la fecha pasada, empataron ante el Middlesbrough y perdieron la chance de ascender directamente. Ahora deben jugar una semifinal de repechaje ante el Sheffield Wednesday a ida y vuelta y, en caso de pasar, una final el 28 de mayo en Wembley contra el Hull City o contra el Derby County, que para Calderón es “el mejor equipo del torneo”.

-¿El haber estado ya en estas situaciones te aporta algo distinto que al resto?

-Sé cómo afrontar este tipo de partidos, todos los defensores somos experimentados y sabemos cuán complicado es subir, pero cuando llega el partido todo es distinto y cualquier cosa puede suceder.

-En caso de subir, ¿se animan a una hazaña como la del Leicester?

-Como he dicho, sirve de ejemplo. Si subimos, lo intentaremos.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Pablo Perez

El insulto, una pasión argentina

Jugadores grandes y chicos, técnicos, dirigentes y árbitros deben aprender a manejar la creciente agresividad del público. La psicología es fundamental. 

Divisiones Inferiores

Banfield: La fábrica de futbolistas

El taladro tiene un proyecto serio en sus divisiones inferiores, que lo lleva a ser uno de los clubes que forma más jugadores que luego triunfan en el exterior.

México

Los Avispones de Chilpancingo y los 43 de Ayotzinapa

El 26 de septiembre de 2014 fue un día negro para la historia de México y quedará grabado en la memoria colectiva. Pero no solo los estudiantes fueron víctimas de las balas de la policía.