Leonardo Ponzio lamenta no poder jugar esta nueva edición del Superclásico, recuerda el escándalo de la Bombonera en la noche del gas pimienta y sugiere buena predisposición de los futbolistas para brindar un buen espectáculo. “Hay que ayudar y tratar de pensar en nosotros y colaborar.

“Es excesiva la cantidad de fechas que me dieron”

Nicolás Flores @nicoofloww y Bianca Mazza @bikimazza

28 DE MARZO DE 2018

Atardecer en este mismo estadio donde hace más de un mes se enfrentaron el local ante Boca e igualaron 0 a 0 en una nueva edición del Superclásico. Las tribunas vacías, el silencio de tribunas despobladas y la pista de atletismo libre como para contemplar el espectacular césped verde y los arcos ya sin red de entrenamiento. Y mientras de fondo se oyen las turbinas de los aviones en Aeroparque empiezan a asomar los jugadores del plantel que dirige Marcelo Gallardo, después de una práctica con la cabeza puesta en la Copa Libertadores y, claro, en el gran juego del domingo.

Leonardo Ponzio es de los que todavía se muerde los labios y trata de neutralizar la bronca por quedarse afuera. Suspendido, una de las figuras de River y quizás de los más perjudicados en la escandalosa noche del Panadero y su gas pimienta, ofrece una mirada sobre el presente y palpita un partido que deberá jugar de la cancha para afuera.

- Te toca vivir el Superclásico desde afuera: ¡Cómo crees que llega River a este partido?

-Se prepara bien. En una semana donde primero se tuvo que pensar en la copa, el clásico siempre es muy importante también. Ahora me toca vivirlo desde afuera, es una pena porque es excesiva la cantidad de fechas que me dieron. Pero bueno, me toca apoyar y animar para que salga todo bien.

- Imagino tus ganas de estar.

-Me gustaría estar presente en todos estos partidos que perdí. Algunos por errores míos y otros por situaciones de partido, entonces me toca vivirlos desde afuera. Tengo que tratar que no vuelva a pasar, de revertir esa situación. Tuve 15 días para entrenar de domingo a domingo tratando de volver de la mejor manera.

- Este clásico no tiene a los equipos en la pelea por el título: ¿Discuten el valor que tiene?

-La verdad que se discute porque River y Boca siempre están peleando torneos. La discusión va porque “el clásico es un partido más”, yo creo que no y que hasta los de verano sabemos que hay que ganarlos. Pero bueno, es parte del periodismo y del folklore de este fútbol que se vive día a día. Aparte no creo que para nosotros no sirva para nada. Nos va a servir en lo emocional y en el sentido que tiene ganar un Superclásico. Hay muchas cosas por detrás.

- ¿Influye mucho el mal estado de la Bombonera?

-Últimamente hay que echarle la culpa a la lluvia. En estos partidos queremos tener la mejor cancha. Pero bueno, es de la forma que se da y hay que hacerlo de la mejor manera.

- El árbitro vuelve a ser Herrera, como aquella noche del gas pimienta: ¿Qué te acordás y podes decir de ese día?

-Que me impactó todo el líquido en la cara. Y en cuanto a Herrera, los 45 minutos había estado a la altura del partido, había hecho muy bien las cosas. Lo ratifica por la calidad de árbitro que es. Nosotros también lo tenemos que ayudar desde adentro para que pase inadvertido. Hay que ayudar y tratar de pensar en nosotros y colaborar.

- ¿Estás de acuerdo con que no haya público visitante?

-Sería lindo que cuando uno juega de visitante tu propia gente te acompañe. Yo creo que hay que cambiar muchas cosas detrás de eso en cuanto a lo social del día a día y abarca mucho a las personas. Por ahí llegan a descargarse los domingos a la cancha de fútbol, así que bueno, primero hay que corregir muchas cosas para que después vuelva a haber visitantes dentro de la cancha, que es lo principal de todo esto.

-¿Cuánto los puede perjudicar en el juego la falta de público? ¿Lo notan?

-Sí, se nota no tener a tener su propia gente. Sentís la presencia de cuando te alientan, eso es importante. Juega en contra pero nosotros ya tuvimos la posibilidad de jugar de local, así que es uno y uno.

-¿Aquel gol ante Boca fue el más lindo que hiciste en tu carrera?

-La verdad que sí. En los pocos años de fútbol que me quedan seguramente será uno de los más recordados. No soy de convertir goles, le hice uno a Boca y eso fue muy importante para mí.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Mundial 78

A 40 años del Mundial 78

¿Era el pueblo argentino el que había tomado la escena o era la escena política la que se había devorado al pueblo?

Dictadura

Jugadores protagonistas fuera del campo de juego

Hay futbolistas que sin ser figuras en sus equipos, o sin siquiera jugar el Mundial, han participado del mundial desde una perspectiva en la que muchos profesionales no se involucraron

Mundial 78

La grieta del Mundial 78

Copa del Mundo divididos en dos realidades muy diferentes: las Abuelas de Plaza de Mayo, arrasadas por el dolor, y los fanáticos del fútbol, que explotaban de alegría.