Las eliminatorias terminaron y las sorpresas abundan en cuanto a los equipos clasificados para el torneo continental que se disputará el año que viene en Francia, con la primera vez para algunos países y la vuelta para otros.

Debutantes y regresos para la Eurocopa 2016

Gabriel Colombo, Martín Martínez y Guido Volpe

28 DE MARZO DE 2018

Gales y la primera, de la mano de Gareth Bale

Gales pertenece al Reino Unido y tiene una población total de tres millones de habitantes, siendo Cardiff la capital y ciudad más grande. Es el país de los actores Richard Burton, ganador de siete premios Oscar, Timothy Dalton, protagonista de James Bond, Christian Bale, intérprete de Batman en la última saga, y de George Everest, geógrafo que le da el nombre al famoso monte. A su vez, el rugby y el fútbol son los principales deportes.

Este año, la selección galesa de fútbol se encuentra octava en el Ranking FIFA y es su mejor posición histórica, debido a que tiene escasos antecedentes en torneos internacionales a pesar de haber contado con grandes jugadores como Ian Rush y Ryan Giggs. Participó solamente en la Copa Mundial de Suecia 1958, donde fue eliminada en Cuartos de Final por Brasil, posterior campeón, y el año que viene disputará su primera Eurocopa. En 2004, Gales había estado cerca pero el repechaje contra Rusia lo dio de perdedor.

Este año lo logró y con creces, porque salió segundo con 21 puntos, detrás de Bélgica pero delante de Bosnia-Herzegovina, Israel, Chipre y Andorra, en el Grupo B. Anotó 11 goles y recibió 4, convirtiéndose en el cuarto equipo clasificado que menos goles en contra sufrió y de los que menos goles a favor hizo. Gareth Bale, gran figura local que juega en el Real Madrid, marcó 7 y el resto los hicieron Aaron Ramsey (2), Hal Robson Kanu y David Cotterill.

Rumania, de regreso

Rumania está ubicada al sureste de Europa, en la frontera con el Mar Negro. Tiene 20 millones de habitantes y su capital es Bucarest. En 1990 recuperó la democracia tras la caída de la dictadura de Nicolae Ceausescu, luego de 25 años de uno de los regímenes totalitarios más grandes del siglo XX.

El país de los vampiros tiene una amplia historia futbolística en competencias internacionales, por lo que se ubica 13° en el Ranking FIFA. En total jugó siete Mundiales y es uno de los cuatro, junto a Bélgica, Brasil y Francia, que participó en las primeras tres Copas del Mundo, antes de la Segunda Guerra Mundial. Su mejor actuación fue en Estados Unidos 1994 donde cayó por penales frente a Suecia en Cuartos de Final.

Además, disputó cuatro ediciones de Eurocopa y el año que viene la jugará de vuelta, luego de estar ausente en 2012. Esta vez clasificó tras quedar segunda en el Grupo F, detrás de Irlanda del Norte y por encima de Hungría, Islas Feroe, Finlandia y Grecia.

Consiguió 20 puntos en 10 partidos, de los cuales ganó cinco y empató los restantes. Los defensores Vlad Chiriches, defensor del Napoli, Razvan Rat, lateral del Rayo Vallecano, y Alexandru Maxim, volante del Stuttgart, son las principales figuras de un seleccionado cuya camiseta vistió al gran Gheorghe Hagi, Adrian Mutu y Dorinel Munteanu, entre otros.

Albania y un botín de guerra

Albania, cuya capital es Tirana, se ubica en el sureste de Europa y su población es de 3 millones de habitantes. Se independizó del Imperio Otomano en 1912 pero fue ocupada por la Alemania Nazi en 1943. Actualmente, es una Democracia Parlamentaria, aunque hasta 1992 fue gobernada por el partido comunista.

Con antiguos conflictos geopolíticos se relaciona la clasificación de Albania a su primera Eurocopa. La guerra de Kosovo fue un enfrentamiento en el que Serbia y Albania se disputaban esa región de la antigua Yugoslavia. El 14 de octubre de 2014 la pugna afloró pero en una cancha de fútbol y por la tercera fecha del Grupo I de las Eliminatorias para la Eurocopa 2016. Se enfrentaron en Belgrado y el partido estaba empatado 0 a 0 cuando la parcialidad visitante hizo ingresar un drone con una bandera nacionalista de Albania. Hubo invasión del terreno por parte de los hinchas serbios y el encuentro fue suspendido. Diez días después, la UEFA resolvió darle por ganado el partido a Albania por 3 a 0. Los tres puntos fueron claves para que el seleccionado hoy pueda estar presente en Francia 2016. Con 14 puntos, Albania salió segunda en el grupo, detrás de Portugal y sobre Dinamarca –por dos puntos-, Serbia y Armenia. El capitán Lorik Cana, defensor del Nantes de Francia, Taulant Xhaka, volante del Borussia Monchengladbach, y Etrit Berisha, arquero de Lazio, son los estandartes de una Selección que está escribiendo sus primeros registros en las principales competencias internacionales.

El milagro islandés

Islandia, que se independizó de Dinamarca en 1918, cuenta con una población de 331.000 habitantes y su territorio abarca la isla principal y un conjunto de islotes más pequeños en donde hay mucha actividad volcánica. Su capital es Reikavik y, en esa ciudad como en todo el país, se practica la Glima, un estilo islandés de lucha tradicional. Aunque el deporte nacional es el handball, en la capital se encuentra el estadio Laugardalsvollur, donde se ejercita el atletismo pero también el fútbol.

Allí, la selección islandesa se hizo inexpugnable en las Eliminatorias para la Eurocopa y cosechó tres victorias y dos empates. En el Grupo A, logró el segundo puesto con 20 puntos, detrás de República Checa y por encima de potencias como Turquía y Holanda, que sorpresivamente quedó afuera. En el último partido, Islandia recibió a Kazajistán y con el empate sin goles obtuvo el pase a Francia 2016. El equipo dirigido por el sueco Lars Langerack, quien dirigió a su país de origen en el Mundial de Alemania 2006 y a Nigeria en Sudáfrica 2010, logró la primera clasificación en la historia de Islandia a una Eurocopa y el puesto 24 en el Ranking FIFA. Las principales figuras que hicieron el sueño realidad fueron Eidur Gudjhonsen, exBarcelona y máximo goleador histórico de la selección, Kolbeinn Sigthórsson, delantero del Nantes de Francia y Gylfi Sigurdsson, volante del Swansea City.

Austria y la primera clasificación

Austria es un estado centroeuropeo que cuenta con 9 millones de habitantes. La capital es Viena y su idioma oficial es el alemán. Es un país que históricamente ha tenido grandes representantes culturales, como Mozart en la música, Sigmund Freud en la filosofía, Frank Kafka en la literatura y Niki Lauda en el automovilismo, entre otros. Sin embargo, el logro futbolístico fue siempre una cuenta pendiente para una región donde este deporte, junto al hockey sobre hielo y al esquí son los más populares.

Fueron siete las participaciones austríacas en Copas Mundiales, con un tercer puesto en Suiza 1954, y ocho las presencias en Juegos Olímpicos, con una medalla de plata en Berlín 1936. En Eurocopa, tuvo su primera participación en 2008 por ser el anfitrión, aunque fue eliminado en Primera Ronda sin haber ganado ningún partido. Para la edición de Francia 2016, logró su primera clasificación en la historia con 28 puntos y un primer puesto en el Grupo G, producto de nueve partidos ganados y uno empatado. Superó ampliamente a Rusia, por ocho puntos, Suecia, Montenegro, Liechtenstein y Moldavia. 22 goles a favor y solo cinco en contra son el saldo de un seleccionado que tiene entre sus figuras a David Alaba, defensor del Bayern Múnich, Zlatko Januzovic, volante del Werder Bremen y Marko Arnautovic, delantero del Stoke City.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Capitanes

Gastón Machín, el bicho que voló a la Primera

El mediocampista Gastón Machín, hincha de Argentinos Juniors, tuvo dos etapas en el club. La última fue desde 2016, cuando el Bicho descendió, hasta la actualidad. En su segundo periodo, siempre que jugó fue el capitán del equipo.

Cristiano Ronaldo

El archipiélago que produce menos que la Serie A

Los derechos de televisación del calcio italiano valen más que toda la ganancia que puede generar las Islas Salomón en un año.

Capitanes

Federico Mancinelli, un capitán forjado en el ascenso

Surgido futbolísticamente en Tiro Federal, el actual capitán de Huracán siempre fue un lider del equipo, a pesar de no haber llevado la cinta.