River se coronó campeón de la Copa Libertadores y deberá viajar dos veces a Japón y una por el continente en lo que resta del año. Además, se aseguró la participación en la Recopa Sudamericana y el torneo del que acaba de consagrarse a principios de 2016.

Traigan goles que copas sobran

Ezequiel Max Tizzani

28 DE MARZO DE 2018

El equipo dirigido por Marcelo Gallardo tiene una posibilidad única: en 7 partidos, podría conseguir tres títulos internacionales más y así llegar a 11, consiguiendo más del doble de lo que el club de Nuñez cosechaba previo a su llegada.

Antes de que Gallardo sea el entrenador de River Plate, el club ostentaba cinco títulos internacionales a nivel futbolístico. En poco más de un año de conducción, consiguió tres trofeos (Copa Sudamericana, Recopa Sudamericana y Copa Libertadores) y tendrá la posibilidad de conseguir la misma cantidad antes de que termine el 2015.

Un día después de conseguir el campeonato más importante a nivel continental, el elenco millonario viajó a Japón para disputar la Suruga Bank, a la que se clasificó por salir campeón de la Copa Sudamericana. Allí, enfrentará al Gamba Osaka, mismo rival al que Arsenal venció por 1 a 0 con gol de Carlos Casteglione en la primera edición en 2008. Sin embargo, pese a que un equipo argentino triunfó en el debut, los siguientes y últimos dos antecedentes son derrotas: Independiente perdió ante el Júbilo Iwata en 2011 y Lanús el año pasado frente al Kashiwa Reysol.

Al regresar del continente asiático, deberá defender el título de campeón de la Copa Sudamericana obtenido el año pasado luego de vencer a Atlético Nacional por 3 a 1 en el global. En septiembre comenzará el camino de River en dicho certamen cuando enfrente por los octavos de final, lugar al que accedió directamente por consagrarse, al ganador de las llaves que integran Zamora - Liga de Quito y Nacional de Paraguay - Universidad de Concepción.

Antes de finalizar el año, llegará el torneo más esperado por los hinchas de River: el Mundial de Clubes, anteriormente conocido como Copa Intercontinental. El 16 o 17 de diciembre comenzará su participación en las semifinales. Si bien no se conoce el rival, hay tres equipos clasificados además del argentino: América de México, Auckland City de Australia y Barcelona de España. Lo único seguro es que no se cruzará con el elenco español, último ganador de la Champions League.

Si bien nunca participó del “Mundial de Clubes”, sí lo hizo de la Copa: en 1986 fue campeón, mientras que en 1976 y 1986 fue subcampeón. La única vez que se consagró fue ante el Steaua de Bucarest de Rumania al que venció por 1 a 0 con gol de Antonio Alzamendi, jugador que estará por y para siempre en la historia del conjunto millonario.

En diciembre próximo, los hinchas desean que haya otro Alzamendi en el plantel y el pueblo millonario levante su segundo título mundial.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Racing

Racing campeón: cuando el fuego crezca quiero estar allí

Diciembre de 2001 fue el escenario en el que la sociedad no sólo se apoderó de las calles, sino que también fue el momento en el cual el pueblo racinguista pudo desatar el grito de gloria.

River campeón

Primero se llevaron el oro y ahora la final de la Libertadores

La historia se repite y el colonialismo español se mantiene en América Latina con la complicidad de la Conmebol. Crónica de un saqueo.

Federal A

No fue un domingo cualquiera

Una crónica rara de como ver dos partidos al mismo tiempo, uno por tele y otro en la cancha y celebrar en los dos lados. El fútbol lo puede todo.