Mujer de fuertes convicciones, a la hora del deporte, Hebe de Bonafini se queda con Gimnasia, por su marido, con Maradona, por su genio y por sus ideas, y con el piloto de Salto, porque "es un señor en el deporte". En esta entrevista con El Equipo, la presidenta de Madres de Plaza de Mayo además cuenta por qué admira a Verón, sus críticas a Messi, en qué se diferencia de la madre de Cristina como hinchas de Gimnasia y por qué quiere ir a ver un Superclásico.

Loba, del Diego y de Ortelli

Patricio Capobianco @PatoCapobianco y Lautaro Pucacco @laupuca

28 DE MARZO DE 2018

A sus 86 años, Hebe de Bonafini sigue al frente de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, organización que fundó en 1977 con mujeres que buscaban a sus hijos desparecidos, víctimas del terrorismo de Estado del último Gobierno de Facto.

Es una mujer caracterizada por su incansable lucha a lo largo de estos 38 años, en los cuales se encargó junto a las madres y familiares de los desparecidos de buscar condena para los represores que causaron aquellos delitos de lesa humanidad.

Pero a pesar de la pérdida de sus hijos, Raúl y Jorge, su vida continuó. Siguió llevando adelante su familia y las costumbres que eran habituales en la casa, como la pasión por el fútbol y por el automovilismo, que permanecieron latentes.

-¿Cómo surgió tu fanatismo por Gimnasia La Plata?

-Por mi marido, que jugaba en Gimnasia cuando éramos novios. Era inside izquierdo. Hace poco me trajeron una foto de aquella época. En ese entonces yo no solía ir tanto a la cancha, pero a veces sí. Mi hermano iba mucho. Se veía la décima, la novena, la octava, la séptima, la cuarta, estaba todo el día, desde la mañana hasta la noche.

-¿Tu marido llegó a jugar en primera?

-No, arrancó en la octava y llegó hasta la segunda. También jugó en la tercera de Boca. Lo hacía muy bien, pero no le gustaba entrenar, por eso no siguió. A él le gustaba estar en el potrero, venía del trabajo y se quedaba jugando hasta tarde.

-¿Sos de ir a la cancha?

-No, no voy a la cancha. Fui algunas veces, pero, ¿sabes por qué dejé de ir? ¿Vieron que yo tengo la culpa de todo lo que pasa? Bueno, cuando mi marido jugaba,cuando no tenía un buen rendimiento y no jugaba decían: "Este no entra porque la novia no lo deja". Y yo estaba ahí en la tribuna sentada escuchando lo que decían y no me gustaba. Aparte, que no lo iba a dejar, si no le gustaba entrenarse, ya me echaban la culpa. Así que mirá, para ir a escuchar huevadas me quedo en mi casa.

-¿Es verdad que en cada partido hablás con Ofelia, la madre de Cristina Kirchner?

-Si, muchas veces nos hemos llamado. Pero yo, cuando Gimnasia está jugando mal o viene perdiendo apago la televisión, y al rato, a los cinco minutos, vuelvo a prender, porque quiero ver cómo va el partido. Ella no, sigue mirando hasta la última jugada.

-¿Cómo vivís la semana previa al clásico con Estudiantes?

-Bueno, mi hija es de Estudiantes y me carga como loca, pero quiero que sepan que aunque sea de Gimnasia, me gusta ver buen fútbol y he mirado a Estudiantes. Me gustaba mucho como jugaba Juan Sebastián Verón, era un señor de la cancha. En la revista de las Madres (Sueños Compartidos) le hicimos un reportaje. Es un divino, tan gentil para atenderte, nos abrió las puertas de su casa, y eso que fuimos varias veces, con muchas fotos y cosas, me encanta.

-¿Y la gente de Gimnasia como lo tomó?

-La gente de Gimnasia se enojó, porque en vez de hacerle una nota a algún jugador del club, se la hice a él. El único que me gustaba era el arquero, Fernando Monetti y lo vendimos. No me quedó nadie de Gimnasia para hacerle una entrevista.

-¿Tuviste la posibilidad de ir a la cancha a ver un clásico platense?

-No, pero tengo ganas de ir a ver un River-Boca.

-¿Todavía no tuviste la oportunidad de verlo?

-No, iba a ir el otro día. Ya me habían preparado un palco, pero hacía mucho frío, entonces el médico me dijo:"No seas loca, con este frío no te vas a ir hasta River".

-¿Eso fue en los famosos tres superclásicos del último semestre?

-Si, ahora voy a ir en septiembre, que me han prometido.

-¿Por qué sentís que Diego Maradona es una persona comprometida?

-Maradona se compromete en las cosas que tiene que hacer, tiene una idea de Cuba y viaja para hablar con Fidel Castro. La quiere a Cristina Kirchner y habla bien de ella. Es un tipo que denuncia lo que tiene que denunciar, no tiene miedo y no se calla. Conmigo siempre ha sido muy bueno, cuando le pedí que hable para la radio de las Madres lo hizo. Mucha gente no lo conoce, hay que hablar y estar con él para saber las cosas que dice. Yo lo quiero muchísimo.

-¿Y como jugador?

-Era un genio para jugar al fútbol, no le importaba tener la pierna inflamada, él jugaba igual, y eso que se le caían las lágrimas, era capaz de jugar con una pierna rota. Era impresionante el amor que tenía por la Argentina, estos de ahora no tienen amor por la camiseta, tienen amor por el dinero. Me da bronca que Lionel Messi y todos esos jugadores que hacen goles afuera del país, cuando tienen que hacer los goles para nosotros, no los hacen, cuando tienen que ver con el seleccionado argentino no se los ve en la cancha, hay que buscarlos con una linterna.

-En varias oportunidades comentaste que te gusta el Turismo Carretera ¿Por qué te atrajo esta competencia?

-Por mi marido, que era mecánico. En aquella época nos gustaban los hermanos Gálvez, el admiraba a Juan y yo a Oscar. Me encantaba, porque en esos tiempos en el Turismo Carretera había que arrancar los autos como se podía, era muy sacrificado correr.

-¿Te identificas con alguna marca?

A mí me gusta el corredor y donde va el corredor voy yo. Si Guillermo Ortelli está con Chevrolet, estoy con Chevrolet y si esta con Ford, con Ford, donde vaya voy estar porque me gusta el corredor, porque es el que maneja el auto. Las marcas tienen que ver, porque a veces hay mucha plata de por medio y los vehículos son fantásticos, pero yo creo que el corredor tiene mucho que ver.

-¿Cómo fue ese encuentro que tuviste con Ortelli en la última carrera en Concepción del Uruguay?

-Fue algo muy lindo, es un tipo demasiado cariñoso y serio, me encantó. Me llamó para invitarme a correr con él en su auto, y fui el día de la carrera, pero no pude bajar a boxes porque había mucha piedra en el piso y yo todavía no podía caminar bien. Sin embargo me llamaron para que vea un auto por dentro.

-¿Por qué sos hincha de él y no de otro corredor?

-Porque es un tipo que le hace muy bien al deporte, Ortelli no es un tipo que gana porque saca al contrario de la pista pegándole con la parte de atrás o adelante del auto, no sirve ganar una carrera así. Y por más que a él, le peguen y lo saquen de la carrera, nunca protesta contra el compañero, son las leyes del juego, eso es lo que pasa en una cancha, en un autódromo, nos puede pasar a todos, no tengo nada que criticar, el tipo sale segundo o tercero, y lo primero que hace es levantarle la mano a los compañeros, es un señor del deporte.

VIDEO

Hebe con El Equipo

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Federal A

No fue un domingo cualquiera

Una crónica rara de como ver dos partidos al mismo tiempo, uno por tele y otro en la cancha y celebrar en los dos lados. El fútbol lo puede todo. 

Copa Libertadores

Un campeón, ¿un ciclo cumplido? y el triunfo del negocio

River Plate se coronó campeón de América por cuarta vez en su historia este domingo, tras derrotar por 3-1 a Boca Juniors, su clásico rival, en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid.

Historias mínimas

La fábula del goleador cuentista

Lucas Gabriel Scarnato es delantero de Laferrere y antes de cada partido les lee un cuento a sus compañeros.