Capital Federal • T ° - H %

El antes y el después del DT que llegó a ser seleccionador./ librofutbol.com

De Casilda al mundo

El entrenador que se perfila para dirigir a Selección Argentina comenzó su carrera en una liga local de Santa Fe y uno de los equipos fue Belgrano de Arequito, al que logró sacar campeón tras 19 años de sequía.

COMPARTIR
Andrea D'Emilio @anyudemilio
29 de Junio de 2015

No eran buenos tiempos para Belgrano de Arequito porque además de 19 años sin títulos, su clásico rival de toda la vida, 9 de Julio, ostentaba un reciente tricampeonato. El presidente Mario Bonifacini, junto con los demás dirigentes, decidió dar un salto de calidad y contratar a un técnico que en la Liga Casildense era conocido por armar grandes planteles. Ese hombre era Jorge Sampaoli.

Así fue que el Zurdo -como lo llaman en sus pagos- llegó a Belgrano en 1996. “Lo fuimos a buscar porque era el mejor. Había trabajado muy exitosamente en las inferiores de Alumni y luego en 1994 y 1995 había dirigido la primera división, con la que jugó dos años seguidos la final ante 9 de Julio de Arequito. Si bien perdió ambas, ese equipo que llegó a esa instancia fue básicamente por el trabajo suyo porque era un plantel que armó con pocos refuerzos”, comentó Juan Ignacio Augusto, vicepresidente de Belgrano de Arequito y que en la década del '90 también integraba la comisión directiva.

Sampaoli comenzó a darle forma a la Pantera y se contrataron algunos jugadores de la Liga. Su trabajo se caracterizó por las extensas jornadas, porque si algo no salía cómo él lo esperaba, se quedaban alguna hora más para mejorar.

En aquella época Augusto era estudiante de veterinaria y vivía en una casa que alquilaba en Casilda junto a otros compañeros. Además, participaba activamente de la comisión directiva de Belgrano y era muy frecuente que Sampaoli le tocara el timbre para compartir varias pavas de mate mientras conversaban de fútbol o de lo que faltara para determinado entrenamiento. Por esos días, la obsesión del Zurdo era tener un equipo que rindiera al máximo y lograr un campeonato para una institución que hacía casi dos décadas que no se coronaba.

Me acusan de rebelde

El flamante director técnico de Belgrano implementó costumbres que para la liga no eran usuales, como viajar a Rosario entre semana para disputar amistosos, muchas veces contra Renato Cesarini. Además, los jugadores sólo quedaban desafectados un día a la semana y si era necesario se entrenaba doble turno.

Augusto lo define como un obsesivo y comprometido con su pasión, el fútbol. Cada día Sampaoli se comunicaba con él por teléfono para informarle las novedades. Esas charlas duraban alrededor de 20 minutos y el DT siempre tenía algo nuevo que decir. “Una noche me llama, él estaba engripado. Cualquier persona normal se hubiese quedado en una cama descansando. Me llamó como hacía todos los días para comentarme algo. Luego fui al club y él estaba parado en el medio de la cancha dando indicaciones. Para el Zurdo cada entrenamiento era una final. Era imposible no estar o que el jugador no diera todo, y de él partía el ejemplo que daba junto a su cuerpo técnico”, agrega. Según el dirigente, el entrenador y sus ayudantes tuvieron asistencia perfecta durante el período que trabajaron en el club de Arequito.

El Zurdo estaba atento a cada detalle, tal es así que observó que en el vestuario local de Belgrano había una Virgen de Luján, porque en esa zona la gente es muy creyente. “Él la sacó porque no creía en esas cosas. Él nos decía que creía en sus jugadores”, cuenta Fernando De Paul, goleador del equipo campeón.

Para el delantero, es un “loco” que siempre les pedía que atacaran más. “Estuvo aproximadamente medio año dirigiendo desde arriba de un árbol porque cumplía fechas de suspensión”, recuerda De Paul. En referencia a esa anécdota Augusto agrega: “Es un tipo muy apasionado con su laburo. Se desbordaba como cualquier entrenador, pero cualquier otro hubiese ido a sentarse en la platea y ver el equipo desde allí, pero él no. En esa época la cancha de Belgrano tenía plantas muy cerca del tejido por eso él se subía ahí y estaba muy cerca de los jugadores. Miraba los partidos trepado al árbol”.

Cuando era entrenador de Alumni, Sampaoli fue retratado por un fotógrafo del Diario La Capital de Rosario. En la imagen se lo observa mirando y dirigiendo desde arriba de un árbol. Esa foto fue difundida en internet cuando el DT fue creciendo en su carrera profesional.

“El Zurdo colocaba 20 pelotas en la media luna del área y los dos arqueros se paraban juntos en el arco, entonces él y yo pateábamos y los reventábamos a pelotazos”, detalla Alexis Valoppi, quien en aquella época colaboraba con Sampoli en los entrenamientos, y que actualmente se dedica a la prensa y difusión de Belgrano.

Valoppi –asador oficial del equipo campeón- asegura que el actual entrenador de Chile siempre fue muy recto y severo en su forma de trabajo: “Él quería siempre más y más. Quería y quiere que sus dirigidos rindan al máximo”.

La ansiada vuelta

Luego de una gran campaña, Belgrano llegó a la final ante Huracán de Chabás. El primer partido fue derrota de visitante, mientras que el segundo, victoria del local. El desempate fue en Alumni, un lugar querido para Sampaoli y que le jugó a favor, porque su equipo se impuso 3 a 1 y pudo gritar “campeón” tras 19 años. Además, este fue el primer título del entrenador en su carrera.

En el '98 Sampaoli volvió a dirigir La Pantera, a armar casi el mismo equipo, con los mismos jugadores, pero perdió en las semifinales del torneo. Luego siguió forjando su carrera en la Liga y salió campeón con el Club Aprendices.

A paso de hormiga el hombre nacido en Casilda empezó a crecer como DT profesional. De la Liga local pasó a dirigir a Argentino de Rosario en el Torneo Argentino B y luego se produjo el gran salto: Juan Aurich de Perú. Al principio pidió licencia en su trabajo en el juzgado de un pueblo cercano, Los Molinos, que funcionaba como oficina de Registro Civil pero, finalmente, apostó todo a su sueño y se fue. “No me sorprendió el crecimiento que tuvo, paso a paso fue haciendo carrera. Lo seguíamos año a año y cada vez que iniciaba un desafío, terminaba yéndole bien. Cuando lo veo que dirige, es el mismo comportamiento que tenía acá. Estar parado, caminar, ir y venir. Volverse loco. Actuaba de la misma manera en Belgrano de Arequito que como lo hace hoy en la selección chilena. Eso demuestra que su compromiso va mucho más allá de lo que dirigía. Siempre lo tuvo muy en claro porque se la jugó en su momento”, afirma el dirigente de Belgrano.

En 2011 la institución azul fue campeona y celebró a lo grande. Durante la fiesta hubo una comunicación telefónica con el Zurdo y saludó a la gente del club. “Fue muy emocionante”, rememora Augusto.

Cada vez que su agenda se lo permite, Sampaoli regresa a Casilda y va a ver la Liga como siempre, pero ya no desde arriba de un árbol.

“Vive como juega”

Pablo Pavón, vecino de toda la vida del Zurdo y que siempre mantuvo contacto con él, creyó que la historia del ex entrenador de Chile merecía ser contada y escribió “No escucho y sigo”, la primera biografía autorizada de Jorge Sampaoli.

El título del libro remite a una frase que pertenece al tema “Prohibido” de la banda Callejeros, que el DT tiene tatuada en su brazo izquierdo. “Salir desde un lugar tan pequeño como Casilda, sin el cartel de haber sido un jugador profesional, y aún así transitar un camino tan largo hasta ser entrenador de elite, es ya en sí misma toda una historia. Creí que merecía ser contada desde una óptica como la mía, que siempre he seguido su carrera y conozco bien a su entorno”, destaca el casildense.

Pavón dice que Sampaoli es un “trabajólico” que vive apasionado por lo que le gusta hacer y que está muy vinculado a sus raíces. “Combina todo en rigor de ser un fundamentalista del amateurismo. Siempre cita ese término porque lo define. Emprende todo con una pasión desmedida”, agrega.

Según su vecino, el DT de la selección chilena “juega como vive” y busca que sus conjuntos sean siempre protagonistas en la cancha como en el día a día. “Sus equipos lo representan ya que intentan superar a su oponente desde la ocupación del territorio ajeno, el manejo del balón y la agresividad para atacarlos minuto a minuto”, sostiene el autor de “No escucho y sigo”.

El periodista dice que del trabajo de Sampaoli destaca su apertura a nuevos modos de juego, a avances en la comunicación con los jugadores y lo jerarquizado que está desde el plano cultural. “Lo noté maduro, receptivo con sus asistentes, y muy lúcido para resolver situaciones complejas de forma instantánea”, confiesa.

 

Fútbol

"Mucha gente no está de acuerdo con volver a Boedo"

San Lorenzo afronta un semestre clave en lo deportivo e institucional. Mientras busca pasar a los octavos de final de la Copa Libertadores, debe renovar el plantel y reforzarlo y además, abonar 1.000.000 de dólares por la compra de los terrenos de Avenida La Plata. "Ojalá se pueda afrontar ese pago y las obras previstas" señaló Horacio Arreceygor, vocal titular de la entidad.  

"Ortigoza y Romagnoli merecen un trato especial"

En Boedo, deben definir la renovación de los contratos de varios jugadores clave del plantel como Romagnoli y Ortigoza. El máximo dirigente del club dialogó con El Equipo y se refirió puntualmente al tema y a la continuidad de Diego Aguirre como técnico a partir de julio.

Defensor de sus valores

Tomás Fonseca, jugador de Acassuso, le cuenta a El Equipo sus opiniones acerca de la problemática docente universitaria, el fútbol inclusivo y cómo fue la “decisión rupturista” en su familia a la hora de elegir el fútbol como eje central para su vida.

El utilero más famoso de Gerli

El Equipo habló con Saberio Canatino, el utilero de El Porvenir que también fue chofer de la AFA. Una historia más del ascenso, que vale la pena contar. 

Fútbol total

El recuerdo de la Selección de Hungría de los años 50 sirve para entender a unos de los grandes equipos de este siglo.

“No queríamos jugar contra Independiente”

El volante central de Camioneros, Brian Musarella, le cuenta a El Equipo sus sensaciones en la antesala del encuentro con Independiente por la Copa Argentina, lo que será el primer partido televisado en la historia del club.

(d) noticias

El alero que dio todo

Andrés Nocioni, emblema de la Generación Dorada, hizo oficial que se retirará del básquet al finalizar la temporada. El Equipo hace un repaso por lo que fue su carrera alrededor de la pelota naranja. 

El atletismo brilló en el CENARD

El CENARD alojó un nuevo Gran Prix Sudamericano con las principales estrellas del atletismo el último fin de semana de marzo y los deportistas lograron excelentes marcas en este inicio de temporada. El Equipo dialogó con algunas de las figuras sobre su presente y sus objetivos para este 2017.

Hay que ver el vaso medio lleno

El conjunto dirigido por Sebastián Ginóbili se transformó en el subcampeón de la Liga de las Américas al caer en la final por 88 a 65 ante el reciente bicampeón de la competencia, Guaros de Lara de Venezuela. El Equipo analiza el valor que tiene este segundo puesto para el plantel bahiense.

Expectativas post Generación Dorada

Con la renuncia de Emanuel Ginobili y Andrés Nocioni a la Selección Argentina de Básquet, dos de sus máximos referentes en los últimos 20 años, se puso punto final a la famosa “Generación Dorada”, y quedó solamente de esa camada el ala-pívot y capitán Luis Scola. Hay tiempo de recambio y su entrenador, Sergio Hernández, lo sabe.

NBA

Durant y Westbrook, una vez hermanos

Soñaron con llevar a Oklahoma a lo más alto de la NBA, pero hoy son enemigos. Cómo recibió a Durant la ciudad que lo vio nacer y que hoy solo cuenta con el talento de Westbrook para no caerse del mapa.

Como si fuera la primera vez

Federer y Nadal volvieron a cruzarse en una final, más cerca del final de sus carreras que de los viejos enfrentamientos que los convirtió en los rivales preferidos del mundo. 

NBA

Dos triunfos impensados para los Mavs

Los Dallas Mavericks volvieron a sorprender al mundo del básquet al ganar 104-97 frente a los Cleveland Cavaliers de LeBron James, obteniendo así dos victorias consecutivas ante los mejores equipos de la NBA.

NBA

Y un día ganó Dallas

Luego de 12 derrotas seguidas ante los Spurs de San Antonio, Los Dallas Mavericks lograron romper la mala racha y vencieron 105-101, donde Nicolás Brussino sumó cuatro minutos y medio más a su experiencia en la NBA.

Facebook

Twitter

El arte del gol

El fútbol es arte y Maradona el máximo exponente de una actividad sensible para los argentinos. A 30 años…

Los goles después de “El gol”

Tras el “Gol del Siglo” a Inglaterra, Maradona le convirtió a Bélgica dos tantos maravillosos en…

Dibuje, maestro

Para Augusto Costhanzo, dibujante argentino, Diego fue el responsable de unir sus pasiones, de encontrar la relación…

El mejor compositor de la pelota

El fútbol es música y Diego interpretó la mejor melodía. En diálogo con El Equipo, Valeria…

Desaparecer dos veces

Jorge Julio López fue secuestrado y torturado durante la última dictadura cívico militar, pero volvió…

Los Espartanos: en libertad tras las rejas

En el penal de San Martín, 35 reclusos formaron un equipo de rugby que se enfrenta con clubes poderosos. El deporte…

La Peque de oro

Paula Pareto alcanzó la cima del judo olímpico y demostró, una vez más, por qué pertenece…

La Chapa del campeón

Con Retegui en la conducción, los Leones quedaron en la historia del deporte argentino con el oro en Río y…

La Torre de plata

El tenista argentino Juan Martín Del Potro perdió en la final ante el británico Andy Murray y no pudo…

Son leyenda

Luis Scola, Andrés Nocioni, Carlos Delfino y Emanuel Ginóbili fueron los cuatro sobrevivientes de la Generación…