El entrenador de Gimnasia es una excepción en el fútbol actual: está al mando del equipo desde 2011 y renovará su contrato por un año más. 

“Siempre es más fácil cambiar al técnico y empezar desde cero”

Leandro Mazzucchelli

28 DE MARZO DE 2018

Pedro Troglio, entrenador de Gimnasia y Esgrima de La Plata desde 2011, cuyo contrato está a punto de ser renovado por el club, ofrece su punto de vista sobre un caso totalmente contrario: el vertiginoso ritmo de exigencias que los clubes imponen a los directores técnicos en Primera División. Pese al nuevo formato, en el certamen de treinta fechas ya hubo más cambios de entrenadores que en los últimos cuatro torneos cortos.

-¿Cómo ve la situación de los técnicos en el campeonato de treinta equipos?

-Veo una demostración de que no existen los proyectos en el fútbol argentino. Todos pensaban que el torneo le iba a dar tiempo a los técnicos para que trabajaran en paz, pero ya se fueron nueve en doce fechas y hay muchos otros que están en la cuerda floja. Cuando un técnico le presenta un proyecto al presidente de un club siempre va con la idea de ganar, y por más que fuera el mejor plan del mundo, si no lo concretás te echan en la quinta fecha. Más que proyectos, lo único que existe en el fútbol argentino es ganar, a veces jugando bien y a veces como sea.

-¿Por qué piensa que el torneo largo no le da ese plazo suficiente a los técnicos?

-Es un tema de mentalidad. Si me pongo en el lugar del presidente de un equipo que no gana, no puedo echar a 20 jugadores, al público tampoco y los dirigentes no nos vamos a ir. Entonces es más fácil cambiar al técnico y comenzar desde cero otra vez para que el ánimo de la gente cambie y deje de insultar. A veces funciona bien y empezás a ganar, otras veces no y seguís perdiendo. Pero lo más cómodo es sacar un fusible y no veinte. El técnico es una pieza que se cambia y se espera a que todo arranque de vuelta.

-¿Cuánto influye la forma en la que la prensa refleja la mala racha de un equipo?

-Depende de cada equipo. En los más grandes la prensa es más sanguinaria. Yo veo que todos hablamos del fútbol como un juego pero siempre se busca cortar alguna cabeza o encontrar el amarillismo en cada detalle. Vende más decir que un técnico va a renunciar o lo van a echar que hablar de fútbol, o de que un equipo intenta jugar bien o no.

-En cuanto al futuro de los entrenadores en este formato de torneo largo ¿cree que se mantendrá la urgencia de resultados o puede llegar a haber algún cambio?

-Considero que va a seguir todo igual. Esto es histórico, no es de ahora. Incluso en mi época de jugador, un técnico duraba según cuantas victorias conseguía, sobre todo en los clubes grandes. Ya sea en Boca, River o Independiente tenés que ganar todos los domingos, si no te echan y eso es algo que no va a cambiar. Mi caso con Gimnasia es diferente porque estamos en una media que te permite ganar, perder o empatar y poder manejar la situación.

-¿Qué habría que modificar para que los técnicos fueran más respaldados?

-No hay nada que se pueda cambiar, porque habría que modificar el pensamiento de la gente. Cuando tu equipo pierde lógicamente la mayoría te agrede y te insulta. Nadie te aplaude por el proyecto que tratás de plasmar. Para lograr un cambio habría que pensar en algo distinto, desde la gente hasta los dirigentes y no lo veo fácil en la Argentina. En otros países es mucho más simple, pero acá todavía no se puede. Toda la sociedad está complicada y considero que la situación actual es muy difícil de cambiar.

-Su caso en Gimnasia es casi una excepción al panorama actual. Dirige al club desde 2011 y el club está cerca de renovarlo como entrenador por un año más. ¿Cuál es la formula para lograr dirigir cuatro años en el fútbol argentino?

-Lograr buenos resultados fue lo que me dio la continuidad hasta el día de hoy. Cuando llegué el equipo estaba a punto de irse a la B Metropolitana. Se logró sumar y quedar casi a las puertas de la Promoción. En 2013 ascendimos a Primera División. Al otro año logramos la media de puntos para mantenernos en la categoría, casi salimos campeones del torneo local y conseguimos clasificarnos a la Copa Sudamericana. En el campeonato actual tuvimos un inicio complicado pero fuimos volviendo a ganar. En cuanto al contrato, estoy muy cerca de renovarlo en estos días, así que iré por mi quinto año en el club, que es algo bastante inusual en esta cuestión de los técnicos.

VIDEO

Duelo de técnicos

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Capitanes

Gastón Machín, el bicho que voló a la Primera

El mediocampista Gastón Machín, hincha de Argentinos Juniors, tuvo dos etapas en el club. La última fue desde 2016, cuando el Bicho descendió, hasta la actualidad. En su segundo periodo, siempre que jugó fue el capitán del equipo.

Cristiano Ronaldo

El archipiélago que produce menos que la Serie A

Los derechos de televisación del calcio italiano valen más que toda la ganancia que puede generar las Islas Salomón en un año.

Capitanes

Federico Mancinelli, un capitán forjado en el ascenso

Surgido futbolísticamente en Tiro Federal, el actual capitán de Huracán siempre fue un lider del equipo, a pesar de no haber llevado la cinta.