Un matrimonio de socios levantó la pensión de Almirante Brown y viven allí junto a 11 juveniles que sueñan con llegar a Primera. Julia De Antonio lo hace ad honorem por ser dirigente, y su marido, Carlos Barte, cerró la parrilla para hacerse cargo de la pensión full time.

Enamorados de La Fragata

Jimena Contreras

28 DE MARZO DE 2018

Julia Edith De Antonio es la primera mujer en la historia del Club Almirante Brown que forma parte de la comisión directiva de la institución y hace más de tres años se hace cargo de la pensión, junto a su marido, en la que se hospedan los chicos de las inferiores del club.

En diciembre de 2013 asumió el nuevo presidente de La Fragata, Luis Diosquez, y De Antonio formó parte de su lista convirtiéndose en revisora de cuentas suplente. Desde entonces, la dirigente ayuda ad honorem en la pensión y quien se hace cargo de ella es su marido Carlos Barte, quien trabaja en la pensión del club full time. Les cocina a los once chicos que viven allí, les sirve la comida, lava los platos y limpia todo el establecimiento, con excepción de las habitaciones donde duermen los jugadores, en las que ellos son los responsables de mantenerlas limpias y en orden.

Antes de atender a la pensión, el matrimonio tenía un restaurant-parrilla en La Matanza llamado Chori te amo, que vendieron cuando decidieron crear la pensión. En un acuerdo con el presidente y con la dirigencia del club, el matrimonio iba a recibir un pago por sus servicios al club, ya que sus tareas en la pensión no les permitían tener otro trabajo. Barte es socio del club y forma parte del mismo desde los ocho años. Participó de la construcción de la ciudad deportiva, en la que edificó algunas paredes y posteriormente las pintó.

Además de su tarea en la pensión, atiende al plantel de primera cuando concentra allí, con ayuda de su hijo y de su esposa, ya que la dirigencia no cuenta con el presupuesto como para pagar un hotel. Los jugadores de inferiores se trasladan a unos dormitorios que se encuentran en el club.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Racing

Racing campeón: cuando el fuego crezca quiero estar allí

Diciembre de 2001 fue el escenario en el que la sociedad no sólo se apoderó de las calles, sino que también fue el momento en el cual el pueblo racinguista pudo desatar el grito de gloria.

River campeón

Primero se llevaron el oro y ahora la final de la Libertadores

La historia se repite y el colonialismo español se mantiene en América Latina con la complicidad de la Conmebol. Crónica de un saqueo.

Federal A

No fue un domingo cualquiera

Una crónica rara de como ver dos partidos al mismo tiempo, uno por tele y otro en la cancha y celebrar en los dos lados. El fútbol lo puede todo.