Representante argentino en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 y Río 2016, también es docente y reclama por los recortes que están sufriendo las universidades públicas.

Gabriel Copola, una historia de perseverancia

Federico Novaro

28 DE MARZO DE 2018

A Gabriel Copola le cambió la vida a sus 11 años. Cuando andaba en bicicleta al costado de la autopista de Acceso Oeste vio una bajada por la cual decidió descender. Tanto él como su bicicleta quedaron tirados, inmóviles, a un costado. Después de permanecer varios días en el hospital, Copola sabría que su lesión en la columna dorsal le había provocado una parálisis en sus piernas, y que no podría volver a caminar. Sin embargo, a partir de ese momento se prometió a si mismo reescribir su historia.
Durante ese año, Copola decidió dedicarse al tenis de mesa. Transcurrió mientras miraba el programa de Susana Giménez que homenajeaba a los medallistas olímpicos y paralímpicos de Atlanta 1996. Ganó el primer torneo que jugó, y no paró. Hoy en día está en el top ten en la clase 3. Fue campeón en los Juegos Panamericanos 2011 y 2013 y participó en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 y Río 2016. Aunque se haya dedicado al deporte, también ha estudiado: “El Enard tiene un programa de becas para estudio. Muchos deportistas necesariamente deben formarse y estudiar ya que es casi imposible dedicarse a ser únicamente deportista”, dice. Y agrega: “Vivir del deporte casi no es una opción por eso dosificar estudio trabajo y deporte es un gran desafío”.
Gabriel es Licenciado en Educación Física y docente. Trabaja en la Universidad Nacional de La Matanza, en el profesorado de Eduación Física de Luján y presta servicio en el Servicio Penitenciario Bonaerense: “Mis distintos trabajos me dieron la oportunidad de darle trabajo a otros”, comenta en el libro de Sonia Tomazin Adiós a tu dolor de columna. Y por si no alcanzara, da charlas de motivación, fue elegido orador de Ted x UNLAM y ha filmado videos con el grupo Paka Paka, que estimulan a no rendirse.
Dado que trabaja en universidad pública como docente, Copola no duda cuando se refiere a las problemáticas que sufren estas hoy en día y acerca del conflicto universitario que se desató en los últimos meses: “Es un gran problema la falta de apoyo y recorte en las universidades, es la única institución no cuestionada por la sociedad donde se forman los profesionales de nuestro país. El desabastecimiento y falta de apoyo económico es grave.”

A Gabriel Copola le cambió la vida a sus 11 años. Cuando andaba en bicicleta al costado de la autopista de Acceso Oeste vio una bajada por la cual decidió descender. Tanto él como su bicicleta quedaron tirados, inmóviles, a un costado. Después de permanecer varios días en el hospital, Copola sabría que su lesión en la columna dorsal le había provocado una parálisis en sus piernas y que no podría volver a caminar. Sin embargo, a partir de ese momento se prometió a sí mismo reescribir su historia.

Durante ese año, Copola decidió dedicarse al tenis de mesa. Transcurrió mientras miraba el programa de Susana Giménez que homenajeaba a los medallistas olímpicos y paralímpicos de Atlanta 1996. Ganó el primer torneo que jugó y no paró. Hoy en día está en el top ten en la clase 3. Fue campeón en los Juegos Panamericanos 2011 y 2013 y participó en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 y Río 2016. Aunque se haya dedicado al deporte, también estudió: “El Enard tiene un programa de becas para estudio. Muchos deportistas necesariamente deben formarse y estudiar, ya que es casi imposible dedicarse a ser únicamente deportista”, dice. Y agrega: “Vivir del deporte casi no es una opción por eso dosificar estudio, trabajo y deporte es un gran desafío”.

Gabriel es Licenciado en Educación Física y docente. Trabaja en la Universidad Nacional de La Matanza, en el profesorado de Eduación Física de Luján y en el Servicio Penitenciario Bonaerense: “Mis distintos trabajos me dieron la oportunidad de darle trabajo a otros”, comenta en el libro de Sonia Tomazin, `Adiós a tu dolor de columna´. Y por si no alcanzara, da charlas de motivación, fue elegido orador de Tedx UNLAM y ha filmado videos con el grupo Paka Paka, que estimulan a no rendirse.

Dado que trabaja en universidad pública como docente, Copola no duda cuando se refiere a las problemáticas que sufren estas hoy en día y acerca del conflicto universitario que se desató en los últimos meses: “Es un gran problema la falta de apoyo y recorte en las universidades, es la única institución no cuestionada por la sociedad donde se forman los profesionales de nuestro país. El desabastecimiento y falta de apoyo económico es grave.”

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Fútbol argentino

El éxito y las presiones deportivas

Lo que se le termina inculcando al hombre desde niño es naturalizar el acto de perder como un pecado.

Fútbol argentino

Argentina, la capital mundial del exitismo

La obsesión por ganar y el desprecio por los perdedores han convertido al fútbol y algunos otros deportes en una fuente de insatisfacción para jugadores e hinchas. La presión es insoportable.

Turf

El turf: "una magnífica ilusión"

Hugo Miguel Pérez, entrenador y exjockey uruguayo cree que hay una caída de la actividad y que ya no hay especialistas que cuiden a los caballos como antes.