El entrenador rosarino debutó con un triunfo en el Leeds United. El Loco llegó con su filosofìa para conquistar al país que le puso reglas a la pelota.

Marcelo Bielsa desembarcó en Inglaterra

Facundo Catalini (@FacuCatalini)

28 DE MARZO DE 2018

Empezó una nueva historia para Marcelo Bielsa. La vida de Bielsa en Inglaterra, como la de Brian, el mítico personaje del célebre grupo de humoristas británicos Monty Python (Life of Brian, 1979), llegó para conquistar mentes en el país que reglamentó el fútbol.

La vida de Bielsa en Inglaterra arrancó el pasado 15 de junio, reemplazando a Paul Heckingbottom en el banco de suplentes del Leeds United, y desde ese momento fue dejando su marca que lo caracteriza: la locura.

El Leeds United fue creado en 1919 y consiguió su mejor momento de la historia en las décadas del 60' y 70', cuando ganó dos ligas, una FA Cup y cosechó dos subcampeonatos en competiciones europeas. En tiempos más cercanos el club descendió en 2003 y en 2004 se declaró en bancarrota; en la temporada 2006/2007 bajó por primera vez a la tercera división, pero al año siguiente volvió y desde ese momento que disputa la EFL Championship, la segunda división inglesa.

Para aspirar a ascender a la poderosa Premier League llamaron a Marcelo Bielsa, que desde que pisó Elland Road no paró de sorprender y de llenar de curiosidades a los medios ingleses.

Apenas los hinchas se enteraron que el Loco Bielsa iba a ser el nuevo técnico de su club se incrementaron los abonados para la temporada. Más de 20.000 mil hinchas sacaron su pase para un estadio con capacidad para 36.000 personas. Alguna vez Sir Alex Ferguson, el mítico entrenador escocés del Manchester United dijo sobre Elland Road: “Es el campo más intimidante donde me tocó jugar”.

Arrancó con su show en la conferencia de prensa de presentación. Habló sobre su nuevo traductor y su pronto agotamiento, agregó la recomendación de su hija de no hablar sobre obras de construcción (por su pelea con un periodista en el Athletic Bilbao) y la insistencia de su madre en su adolescencia para que estudiara inglés.

En la conferencia de prensa previa al debut en la temporada también bromeó con los periodistas. “Me gustaría decir que mi inglés en malo, me sentiría avergonzado si me escuchara hablar en inglés, pero lo voy a mejorar, lo quiero mejorar”, dijo en un inglés rosarigasinado. Luego de terminar esa frase, siguió: “This is…”, pero se arrepintió en ese mismo instante y finalizó en castellano: “Quería decir eso antes de empezar”. Ya llegando al final de la conferencia, explicó su regla del minuto y medio a los presentes, que quizás no la tenían en claro. “Luego de ese tiempo de respuesta los periodistas se aburren y se cansan de escucharme”, admitió.

En su llegada a las instalaciones del club, Bielsa iba tocando con su dedo índice las superficies para verificar que no hubiera tierra, pero ni lento ni perezoso, encontró en una pared una huella de una zapatilla y no tardó en preguntar qué era eso, a lo que los dirigentes que lo acompañaban le explicaron que debió ser alguien que se apoyó en la pared a descansar y la dejó marcada. “Eso quiere decir que la persona no estaba concentrada en su trabajo y eso es inaceptable”, espetó el Loco. Perfección o solamente loco. Locura número tres y van.

Ya pasados los días en su nuevo puesto, el rosarino preguntó cuánto tiempo deben trabajar los hinchas para conseguir pagar una entrada para un partido. Según sus cálculos el tiempo invertido eran unas tres horas, nadie en Leeds sabe explicar este número, pero al Loco se le puso en la cabeza y llevó a sus jugadores alrededor del Thorp Arch (el campo de entrenamiento del equipo) y los puso a recoger la basura durante ese tiempo para que valoren lo que hacen sus fans por ellos y el club. Esta suma da: cuarta locura.

Los métodos de entrenamiento no cambiaron para Don Marcelo. Primero separó a los juveniles de los mayores, haciendo que se entrenen en campos diferentes y que tengan un lugar únicamente para ellos; segundo, sus dirigidos casi que viven en el campo de entrenamiento. Empiezan a entrenar a las 9, almuerzan, tienen una siesta y retoman el trabajo hasta las 19. La exigencia para explotar sus recursos.

No todo fue color de rosas para el conjunto de Yorkshire. En un momento de la negociación hubo una traba a la hora de contratar al director técnico argentino. La Federación le negaba el permiso de trabajo a Bielsa por haber estado en inactividad laboral en los últimos años. Pero tras un pedido especial del Leeds al Tottenham, se logró que Mauricio Pochettino (DT del club londinense y discípulo del rosarino) escribiera una carta de recomendación para destrabar el conflicto.

Obviamente hay un bonus track. La cámara de la transmisión oficial del partido entre el Leeds United y el Stoke City tomó a Marcelo Bielsa luego del primer gol en la temporada de su equipo. Mientras todos se abrazaban y gritaban eufóricos, El Loco se quedó estático sentado en su famosa heladerita, esbozó una sonrisita e hizo un globo con el chicle. Fue triunfo por 3-1 ante un equipo que acaba de bajar desde la Premier League.

Este es el Marcelo Bielsa inglés. Llegó y como era de esperarse, sus locuras llegaron con él. Por primera vez dirigiendo en una segunda división busca la hazaña y poner al Leed United en la boca de toda Inglaterra.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Fútbol argentino

El éxito y las presiones deportivas

Lo que se le termina inculcando al hombre desde niño es naturalizar el acto de perder como un pecado.

Fútbol argentino

Argentina, la capital mundial del exitismo

La obsesión por ganar y el desprecio por los perdedores han convertido al fútbol y algunos otros deportes en una fuente de insatisfacción para jugadores e hinchas. La presión es insoportable.

Turf

El turf: "una magnífica ilusión"

Hugo Miguel Pérez, entrenador y exjockey uruguayo cree que hay una caída de la actividad y que ya no hay especialistas que cuiden a los caballos como antes.