Referente de Sociedad Alemana de gimnasia de Villa Ballester, actual campeón del torneo Nacional de Clubes, Chuky Cánepa hace un repaso de los mejores momentos de su carrera y de los cambios que se deben hacer para que este deporte progrese a nivel internacional.

“Se va por buen camino pero siempre quedamos ahí”

Javier Pagliuca

28 DE MARZO DE 2018

El club de José León Suárez, junto a Ferro, al que venció en el Final Four, clasificaron al Panamericano de Clubes 2018, uno de los principales objetivos de Mariano Cánepa. A nivel selección, el Cuatro Naciones que se disputará en octubre en Brasil, ante el local, Chile y Uruguay, será otro reto para él y el combinado albiceleste.

Cánepa, junto a Andrés Kogovsek, son los líderes del club con mejor cantera del país. Ambos ya son leyendas: acumulan nueve campeonatos y jugaron siete Panamericanos de Clubes. En la Selección formaron parte de los tres Campeonatos Panamericanos ganados consecutivamente (Chile 2010, Argentina 2012 y Uruguay 2014), además de la clasificación a los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y Río 2016, consiguiendo el décimo puesto en ambos.

-¿Cómo es tu relación con Andrés y cómo fue tu experiencia en los JJOO?

-Andrés es un referente que tuve siempre, está grande (tiene 43 años) pero corre y juega como un pibe, así que ojala lo podamos disfrutar mucho tiempo más. A él lo tuve como capitán tanto en Londres como en Río. Esa experiencia es inexplicable… es todo lo que uno sueña como deportista. Argentina nunca se había clasificado a esta competencia y nosotros lo logramos, eso es un orgullo enorme que nunca voy a olvidar. Si me tengo que quedar con uno de los dos, elijo al de Brasil: allá se vivió diferente, estábamos prácticamente en casa, junto a la familia, seres queridos, la hinchada… fue mucho más intenso.

Argentina tiene un rol importante en Sudamérica, pero a la hora de enfrentar a las potencias europeas, como por ejemplo Francia o Dinamarca, todavía se nota la desventaja en el juego y en lo físico.

-¿Qué le hace falta al handball argentino para estar a la altura de los gigantes europeos?

-Se va por buen camino pero siempre nos quedamos ahí. Se practica en muchos clubes y en casi todos los colegios ya es un deporte federado y obligatorio, pero nos falta la infraestructura. Que se haga una liga nacional que se lleve a cabo por todo el país. Es importante también la formación de los chicos y mejorar la calidad de los técnicos y formadores. Es un camino muy áspero… se necesita mucho dinero y trabajo para pegar ese salto. No es fácil, pero creo que es el único modo de estar palo a palo con las potencias.

Tras la eliminación en primera ronda del Mundial celebrado en Francia en enero, el pivot tiene fe sobre lo que pueda llegar a ocurrir en Brasil en el Cuatro Naciones.

-¿Cómo ves a la Selección de cara a este torneo?

-El objetivo es salir campeón. Chile y Uruguay son rivales a vencer. El tema está con Brasil, que encima es local. Si queremos progresar, tenemos que buscar la manera de ganarles y así estar bien anímicamente para el Campeonato Panamericano del año que viene en Groenlandia.

El jugador de 30 años cree que “hay que tener un objetivo claro” para que este deporte crezca. Antes, cuando un seleccionado enfrentaba a Argentina, ni preparaba el partido. Ahora lo hacen y tienen ese “temor”. Hay mas canchas, hay que difundirlo, hay que capacitar…si todo esto se hace, el handball argentino será, quizás, uno de los más importantes a nivel mundial.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Marcelo Bielsa

Marcelo Bielsa desembarcó en Inglaterra

El entrenador rosarino debutó con un triunfo en el Leeds United. El Loco llegó con su filosofìa para conquistar al país que le puso reglas a la pelota.

Turf

El turf bajo sospecha

En ninguno de los tres hipódromos principales (Palermo, San Isidro y La Plata) los controles antidoping se realizan de manera correcta. Hay 96 entrenadores suspendidos.

8M

"Me paro en la cancha como en la vida"

Referente de las luchas feministas y una de las fundadoras de La Nuestra, Mónica Santino se planta en la Villa 31 y a través del fútbol femenino, desarrolla un vasto trabajo social y de concientización. Una manera de hacer polìtica con la pelota en movimiento y las mujeres dentro de la cancha.