El campeón argentino cuenta cómo es esta disciplina que cad vez gana más terreno entre los deportes de contacto y que tiene su máximo torneo en Osaka.

Kickboxing, el deporte que te lleva a Japón a las patadas

Lautaro Valentini

28 DE MARZO DE 2018

Si bien la mayoría de los deportes llegan al público de manera masiva, la realidad de algunos otros es que se mueven en las sombras, poco vistos y poco conocidos. Ese es el caso del kick boxing y, por eso, el vigente campeón, Lucas Arce, le explicó a El Equipo cómo se vive desde adentro.

El Niño, además de ser poseedor del título nacional, fue representante de la Argentina en Brasil en dos oportunidades. En ambas veces se enfrentó a Bruno Cerutti, uno de los luchadores K1 más importantes de su país. Allí, Lucas contó que la primera la ganó "claramente", pero que la localía le jugó una mala pasada en la segunda batalla: "Si hubiese sido en un lugar neutro, habría sido distinto el resultado".

La modalidad K1 es una de las cinco ramas del kick-boxing (Light-Contact, Semi-Contact, Full-Contact y Kick-Boxing) y abarca golpes de mano, pierna, rodilla, codo, barridas a las piernas, agarres y lanzamientos. Su torneo estrella se festeja en Osaka, Japón, y es uno de los que más dinero reparte en este deporte.

Allí es a donde aspira a llegar el luchador, quien aseguró no estar conforme con lo logrado hasta ahora, y que su meta es "llegar a ser campeón del mundo".

Además de ser profesional en este deporte, con el lema "Más valor que talento" Lucas también se dedica a dar clases del mismo: "Empezó con el incentivo de mi entrenador Luis Nougez . Aprendés mucho más tratando de transmitir algo que cuando te lo transmiten", declaró el peleador, quien también invita a la gente a sumarse y a entender que “tiene que ver más con el respeto y el orden de uno mismo”.

Con 25 años y una larga carrera por delante, no será la última vez que se escuche su nombre, ya que seguirá puliendo su recorrido hasta dejar grabadas en piedra sus proezas dentro del ring y sus enseñanzas fuera de él.

VIDEO

La pelea con Cerutti

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

8M

"Me paro en la cancha como en la vida"

Referente de las luchas feministas y una de las fundadoras de La Nuestra, Mónica Santino se planta en la Villa 31 y a través del fútbol femenino, desarrolla un vasto trabajo social y de concientización. Una manera de hacer polìtica con la pelota en movimiento y las mujeres dentro de la cancha.  

8M

La pelea se da todos los días y en todos los ámbitos

El Instituto Nacional de las Mujeres desarrolla distintas acciones para concientizar a hombres y mujeres sobre temáticas de genero y prevenir la violencia contra las mujeres. La idea es visibilizar la problemática y tratar de modificar conductas y mensajes que cosifican y degradan la figura femenina. 

8M

Volver a la historia

El Gráfico dejó de salir este año, al borde de su centenario. En sus primeros 50 años fue la revista deportiva que más espacio les dio a las mujeres, pero en toda su historia, les dedicó solo el 2% de sus tapas.