El argentino y el portugués son íconos populares que parecen distintos, pero cuentan con historias de vida similares.

Tevez y Ronaldo: ejemplos de superación

Matías Ruiz @Ruiz_Matii Nicolás Troyer @NicolasTroyer

28 DE MARZO DE 2018

Cristiano Ronaldo y Carlos Tevez, íconos populares que parecen distintos, pero cuentan con historias de vida similares.
Ambos nacieron un 5 de febrero, pero con un año de diferencia y miles de kilómetros de distancia. La humildad caracterizó sus infancias, con casas precarias y barrios marginales. Familias poco convencionales, signadas por la desgracia. Ante tantos obstáculos, el fútbol fue la herramienta para progresar en el ámbito social y en el económico.
Al debutar cumplieron el sueño de jugar en el club del cual eran hinchas desde pequeños, Boca y Sporting Lisboa disfrutaron el amanecer de su talento. Sus goles y grandes actuaciones captaron la atención del mundo futbolístico y fueron vendidos rápidamente. Dejando como legado un gran aporte deportivo junto con una importante suma de dinero para sus equipos.
El fútbol los unió en Inglaterra. El Manchester United fue la institución que los acobijó durante varios años, siendo ya parte del recuerdo las épocas de subsistencia. En el viejo continente revalidaron la exitosa imagen de los Diablos Rojos consagrándose campeones del mundo.
Sus caminos se bifuercaron cuando el argentino fue relegado del plantel como consecuencia de su temperamento. Posteriormente, sin lugar en el equipo fue transferido al histórico rival de la ciudad: Manchester City. El portugués, en cambio, partió, en el traspaso más caro de la historia, hacia el Real Madrid.
La distancia y el tiempo no mermaron la buena relación que se había establecido entre ambos años atrás. Carlos, siempre que tuvo la oportunidad, elogió a su ex compañero catalogándolo como el mejor jugador del mundo, sobre su compatriota Lionel Messi. Por su parte, Cristiano también halagó al Apache: "Si tengo que elegir un jugador para llevarme, eligo a Tevez".
Años despues se vuelven a encontrar en su máximo nivel, Carlos Tevez en la Juventus y Cristiano Ronaldo en el Real Madrid. El reflejo de dos vidas, que tienen como característica principal la superación personal.

Ambos nacieron un 5 de febrero, pero con un año de diferencia y miles de kilómetros de distancia. La humildad caracterizó la infancia de Carlos Tevez y de Cristiano Ronaldo, con casas precarias y barrios marginales. Familias poco convencionales, signadas por la desgracia. Ante tantos obstáculos, el fútbol fue la herramienta para progresar en el ámbito social y en el económico.

Al debutar cumplieron el sueño de jugar en el club del cual eran hinchas desde pequeños, Boca y Sporting Lisboa disfrutaron el amanecer de su talento. Sus goles y grandes actuaciones captaron la atención del mundo futbolístico y fueron vendidos rápidamente. Dejando como legado un gran aporte deportivo junto con una importante suma de dinero para sus equipos.

El fútbol los unió en Inglaterra. El Manchester United fue la institución que los acobijó durante varios años, siendo ya parte del recuerdo las épocas de subsistencia. En el viejo continente revalidaron la exitosa imagen de los Diablos Rojos consagrándose campeones del mundo.

Sus caminos se bifurcaron cuando el argentino fue relegado del plantel como consecuencia de su temperamento. Posteriormente, sin lugar en el equipo fue transferido al histórico rival de la ciudad: Manchester City. El portugués, en cambio, partió, en el traspaso más caro de la historia, hacia el Real Madrid.

La distancia y el tiempo no mermaron la buena relación que se había establecido entre ambos años atrás. Carlos, siempre que tuvo la oportunidad, elogió a su ex compañero catalogándolo como el mejor jugador del mundo, sobre su compatriota Lionel Messi. Por su parte, Cristiano también halagó al Apache: "Si tengo que elegir un jugador para llevarme, elijo a Tevez".

Años después se vuelven a encontrar en su máximo nivel, Carlos Tevez en Juventus y Cristiano Ronaldo en Real Madrid. El reflejo de dos vidas, que tienen como característica principal la superación personal.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

8M

"Me paro en la cancha como en la vida"

Referente de las luchas feministas y una de las fundadoras de La Nuestra, Mónica Santino se planta en la Villa 31 y a través del fútbol femenino, desarrolla un vasto trabajo social y de concientización. Una manera de hacer polìtica con la pelota en movimiento y las mujeres dentro de la cancha.  

8M

La pelea se da todos los días y en todos los ámbitos

El Instituto Nacional de las Mujeres desarrolla distintas acciones para concientizar a hombres y mujeres sobre temáticas de genero y prevenir la violencia contra las mujeres. La idea es visibilizar la problemática y tratar de modificar conductas y mensajes que cosifican y degradan la figura femenina. 

8M

Volver a la historia

El Gráfico dejó de salir este año, al borde de su centenario. En sus primeros 50 años fue la revista deportiva que más espacio les dio a las mujeres, pero en toda su historia, les dedicó solo el 2% de sus tapas.