Se cumplen 44 años de la extraordinaria victoria de Muhammad Alì sobre George Foreman en Zaire. Una de las grandes peleas de todos los tiempos.  

Ali Bomayé !

Tomas Aguirre

28 DE MARZO DE 2018

El 31 de octubre de 1974 (30 en América) La República Democrática Del Congo fue testigo de una de las peleas más grandes del boxeo: George Foreman vs Muhammad Ali.

El histórico promotor Don King se dio a conocer al mundo del deporte tras conseguir llevar adelante la pelea más proclamada de aquel entonces a la República Del Congo (actualmente Zaire) en donde el dictador Mobutu Sese Seko depositó una cantidad de dinero difícil de igualar en otro país.

Foreman tenía una marca perfecta: 40 victorias (37 de ellas por nocaut) en la misma cantidad de peleas. En tan solo dos rounds había noqueado en 1973 a Joe Frazier y en 1974 a Ken Norton, ambos verdugos de Muhammad Ali, y era el campeón de la categoría pesado. Era, sin lugar a dudas, el boxeador más temido de la época, capaz de lanzar golpes con potencia durante varios minutos frente a una bolsa sin cansarse. De hecho muchos allegados a el mencionan que en reiteradas ocasiones las rompía.

Por el otro lado, Alì ya estaba de regreso hacía cuatro años tras la suspensión por negarse de ir a la guerra de Vietnam. En ese periodo, había derrotado a Jerry Quarry y a Oscar Bonavena pero había perdido ante Joe Frazier y Ken Norton. El peso pesado más grande de todos los tiempos seguía en busca de su objetivo: recuperar lo que nunca perdió, el título del mundo.

La pelea en un principio iba a celebrarse el 25 de septiembre, pero debido a un corte en el párpado de Foreman en una sesión de sparring, el evento se pospuso seis semanas. Ali tenía a la gran mayoría de África de su lado, quienes lo acompañaron durante todo su entrenamiento al grito de "Ali Bomaye" (Ali Mátalo). Aún así el favorito era el campeón. Muchos especialistas veían nulas las chances de que los cinturones cambiarán de dueño.

El enfrentamiento se llevó a cabo a las 4 am del 31 de octubre en Kinshasa (noche del 30 en Estados Unidos) con un calor sofocante y una humedad que dificultaba mucho la realización del deporte. Más de 100 mil personas llenaron el "Stade du 20 Mai" con el deseo de ver su ídolo recuperar sus coronas.

Una vez comenzada la pelea, Muhammad Alí optó por una estrategia que para muchos era ir directo a la derrota: inclinarse sobre las cuerdas y dejar lanzar una gran cantidad de golpes a Foreman. Con las cuerdas flojas (Angelo Dundee se encargó de aflojarlas) logró un gran resultado. El ensojado aguantaba la masa del peso pesado y eso producía que los golpes del rey de la máxima categoría se dispersaran entre las sogas y en menor medida el abdomen del retador.

El round número 5 quedó en la historia. Foreman fue decidido a finalizar la pelea. "Big George" lanzó una gran cantidad de golpes y finalizó el asalto muy exhausto. Ya a partir del séptimo round Ali comenzó a dominar el duelo y lo finalizó en el siguiente asalto con una gran derecha. Cuando Foreman estaba por caer Muhammad contuvo un segundo golpe en un acto que pocos boxeadores realizan. La cuenta llegó a diez y desató la euforia del público y del rincón del nuevo campeón pesado AMB y CMB.

"The Rumble in the Jungle" es catalogada como una de las peleas y sorpresas más grandes de la historia del boxeo. Un capítulo de la historia de un grande. ¡¡Qué en paz descanses Muhammad!!

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Boxeo

Agustín Gauto, promesa de nocaut

Agustín Gauto es una de las más consistentes promesas del pugilismo argentino. En su debut internacional en Panamá, noqueó en el primer round

Boxeo

Gustavo Ballas: campeón en el ring y en la vida

“Una noche conocí la droga y ahí me enganché. Y lamentablemente no perdona”, recuerda el exboxeador, quien fue campeón del mundo. Cayó en las adicciones y logró salir adelante.