Capital Federal • T ° - H %

Pascual Pérez es el único argentino que fue campeón olímpico y profesional.

Campeonísimos

Grandes glorias del boxeo de todos los tiempos lograron ser campeones olímpicos como amateurs y mundiales como profesionales. Pascual Pérez fue el único argentino que lo logró. A nivel internacional, consiguieron la proeza entre otros, Floyd Patterson, Nino Benvenuti, Joe Frazier, Muhammad Alí y Sugar Ray Leonard.

COMPARTIR
Tomás Gómez Errandonea
02 de Agosto de 2016

Desde que el boxeo pasó a formar parte de los Juegos Olímpicos modernos hubo pocos pugilistas que pudieron conseguir la medalla dorada y el título mundial. Esto se debe a que durante varios años, los países comunistas dominaron en esta disciplina con deportistas que solamente competían como amateurs y derrotaban a sus rivales jóvenes.

El único argentino que pudo conseguir esta hazaña fue el mendocino Pascual Pérez. Pascualito obtuvo la medalla de oro en peso mosca en Londres 1948. En ese certamen venció en primera ronda al filipino Ricardo Adolfo, en octavos al sudafricano Desmond Williams, en cuartos al belga Alex Bollaert, en semis al checo Frantisek Majdloch y en la final al italiano Espartaco Bandinelli.

Cuatro años después intentó participar en Helsinki, pero fue eliminado en la clasificación nacional al perder frente a Frncisco Calvagno por puntos. Luego de este hecho, decidió profesionalizarse y el 26 de noviembre de 1954 se convirtió en campeón del mundo al derrotar al japonés Yoshio Shirai por fallo unánime.

En Helsinki 1952, a los 17 años, el estadounidense Floyd Patterson -el primer púgil que consiguió dos veces el cinturón de los pesados- se subió a la parte más alta del podio de los medianos. Luego de su regreso de Finlandia, pasó a ser profesional y en 1956, derrotó a Archiue Moore y logró el título mundial de los pesados que había dejado vacante Rocky Marciano. Sin embargo,en 1959 perdió por nocaut en 3 rounds contra el sueco Ingemar Johansson. En la revancha, recuperó su corona el 20 de junio de 1960, y dos años después cayó en el 1°asalto frente a Sonny Liston. En su última pelea, fue vencido por Muhammad Ali en 1972.

En su etapa amateur, Giovanni "Nino" Benvenuti ganó sus 120 peleas. Aunque su peso normal era el de súperwélter, bajó a la categoría de los wélters para competir en los Juegos de Roma en 1960, en los que venció al francés Jean Josselin, al coreano Ki-Soo Kim, al búlgaro Chichman Mitzev, al británico Jimmy Lloyd y al soviético Yuri Radonyak. En el momento que recibió la medalla dorada, levantó la vista y lanzó un beso al cielo recordando a su mamá Dora, quien murió cuando él tenía 17 años.

Como profesional, Benvenuti fue campeón mediano junior y dos veces mediano; se retiró en 1971 al ser derrotado en Montecarlo, otra vez por fuera de combate, por el argentino Carlos Monzón, quien un año antes en Roma lo había despojado de la corona de los medianos, noqueándolo en 12 vueltas.

El otro púgil que se destacó en Roma 1960 fue Muhammad Ali, quien en esa época se llamaba Cassius Clay. El mejor boxeador pesado de todos los tiempos y quizás el mejor categoría por categoría, no compitió en el peso en el que que mejor rendía, ya que perdió en las eliminatorias para el certamen en 1959 frente a su compatriota Percy Price y debió participar en la de los mediopesados. En la final triunfó por puntos frente al polaco y ganador del bronce en Melbourne 1956, Zbigniew Pietrzykowski, en una pelea en la que él se destacó por sus rápidos movimientos de piernas.

En 1975, Ali, en su autobiografía “The Greatest”, contó que arrojó su medalla al río Ohio porque no pudo ingresar a una cafetería de Louisville –su ciudad natal- por ser negro. Años después desmintió esa historia: “En realidad no me acuerdo donde la dejé”. En los Juegos de Atlanta 1996 y ya con la enfermedad de Parkinson, fue protagonista al encender el pebetero olímpico y porque le regalaron una nueva presea dorada.

El primero que pudo conseguir el oro y a la vez el título mundial arriba de los 91 kilos fue Joe Frazier, campeón en los Juegos de Tokio de 1964 y monarca mundial de todos los pesos entre 1970 y 1973. También lo fue George Foreman quien cuando estaba en el podio en México 1968, fue abucheado por los deportistas afroamericanos quienes lo consideraron un traidor a la causa de su raza, por levantar una bandera estadounidense en el momento que consiguió su victoria.

Días antes de su consagración, Foreman, quien luego fue dos veces campeón de los pesados en 1973 y 1994, había considerado que el saludo Black Power -una señal de protesta para defender los derechos civiles de los negros, en las que Tommie Smith y John Carlos alzaron su puño envuelto en un guante negro en el momento que sonó el himno tras haber ganado los 200 metros llanos- como algo “para chicos universitarios”. Años después. Forreman manifestó que se había unido a la protesta y que la bandera se la regaló el propio Smith.

El boxeador que más se destacó en Montreal 1976, fue un estadounidense, Sugar Ray Leonard, que había quedado afuera de las eliminatorias para Múnich 1972 en el peso welter. Campeón mundial en cinco categorías diferentes como profesional,se destacó en Canadá por su técnica, sus fintas y sus certeros golpes en el ring. En la final, venció con contundencia al cubano Andrés Aldama. Después de esos Juegos Olímpicos, se profesionalizó y se transformó en el primer deportista en ganar 100 millones de dólares.

Otros de los que se destacaron en ese certamen fueron sus compatriotas Leon y Michael Spinks, quienes son los primeros hermanos en ganar en esta misma disciplina. El mayor, es recordado por haber obtenido el título pesado al derrotar a Muhammad Ali en 1978 y perder -siete meses después- el título frente a el mismo Alí. El menor, quien se subió al podio de los medianos, tuvo una mejor trayectoria: fue campeón del mundo en dos divisiones –semipesado y pesado- con un récord de 31-1. El invicto lo perdió en su último combate frente a Mike Tyson en 1988.

Uno de los mejores libra por libra de la década del 90 fue el inglés Lennox Lewis, quien nació en Londres pero compitió como amateur con su nacionalidad canadiense. Participó como pesado en Los Ángeles 1984 –fue eliminado en cuartos- y en Seúl 1988 –venció en la final a Riddick Bowe por nocaut técnico en el segundo round. Luego de este hecho, pasó al profesionalismo compitiendo como británico. Con un récord de 41 victorias, 2 derrotas y un empate, se convirtió en tres veces campeón de la máxima categoría, y en 2003, se retiró sin perder el título.

Uno de los más talentosos de esa década y del principio de este siglo 21 fue el estadounidense Oscar de la Hoya, campeón mundial profesional en seis diferentes pesos. El Golden Boy se hizo conocido a nivel mundial al conseguir la presea dorada en Barcelona 1992 a los 19 años, en la categoría de entre los 57 y 60 kilos. En el momento que se subió al podio, le dedicó el triunfo a su madre, quien falleció meses antes.

Después de la caída de la Unión Soviética, los diez países que se desprendieron decidieron que sus deportistas amateurs podían ser profesionales, y uno de los primeros que se destacó fue el ucraniano Vladimir Klitschko. El hermano menor de Vitaly, el actual alcalde de Kiev, ganó el oro de los superpesados, en Atlanta 1996, al derrotar al tongano Paea Wolfgramm. Luego se convirtió por 10 años en el mejor pesado de la década del 2000 al obtener los cinturones de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y la Organización Mundial de Boxeo (OMB), entre otros títulos.

 

Boxeo

El boxeo en su laberinto

Un informe completo de las causas por las cuales el deporte que más medallas olímpicas le aportó a la Argentina no puede reverdecer viejas glorias. Carencias materiales. poca calidad de los entrenamientos y escasa vocación por la actualización de parte de los directores técnicos son algunas de las razones por las cuales para el pugilismo nacional, todo tiempo pasado parece haber sido mejor.

"Perdí sin poder dar el máximo"

Alberto Melián analizó para el equipo su derrota por nocaut técnico en el 1º round que lo dejó fuera de los recientes Juegos Olímpicos de Río. "Voy a vivir con eso toda la vida" admitió el boxeador cordobés quien no se apresura para pasar al profesionalismo. "Voy a hacer lo mejor para mi familia" le dijo a El Equipo.

"En este combate voy a poder ver como estoy verdaderamente"

Entrevista a la Tigresa Acuña, quien defenderá el título interino pluma de la AMB, ante La Pumita Carabajal. A los 39 años quiere hacer pesar su experiencia.

"No lo pude disfrutar a mi padre como hubiera querido"

A 40 años de la muerte de Oscar Bonavena, su hijo Natalio, más conocido como "Ringuito" lo recuerda con emoción. "No pude vivirlo como padre, no eramos una familia normal" destacó. Además, opinó que "si peleara hoy, sería campeón del mundo".

Ali, en las puertas del cielo

Logrará Ali evacuar las dudas que se planteó a lo largo de su vida. Aunque su cuerpo se desvanezca, su voz seguirá preguntando: ¿por qué no hay ángeles negros?

(+) video

MONTREAL 1976

Para disfrutar. Documental en idioma inglés de ESPN sobre las consagraciones de Sugar Ray Leonard y los hermanos Leon y Michael Spinks.

(d) noticias

Hay que ver el vaso medio lleno

El conjunto dirigido por Sebastián Ginóbili se transformó en el subcampeón de la Liga de las Américas al caer en la final por 88 a 65 ante el reciente bicampeón de la competencia, Guaros de Lara de Venezuela. El Equipo analiza el valor que tiene este segundo puesto para el plantel bahiense.

Expectativas post Generación Dorada

Con la renuncia de Emanuel Ginobili y Andrés Nocioni a la Selección Argentina de Básquet, dos de sus máximos referentes en los últimos 20 años, se puso punto final a la famosa “Generación Dorada”, y quedó solamente de esa camada el ala-pívot y capitán Luis Scola. Hay tiempo de recambio y su entrenador, Sergio Hernández, lo sabe.

NBA

Durant y Westbrook, una vez hermanos

Soñaron con llevar a Oklahoma a lo más alto de la NBA, pero hoy son enemigos. Cómo recibió a Durant la ciudad que lo vio nacer y que hoy solo cuenta con el talento de Westbrook para no caerse del mapa.

Como si fuera la primera vez

Federer y Nadal volvieron a cruzarse en una final, más cerca del final de sus carreras que de los viejos enfrentamientos que los convirtió en los rivales preferidos del mundo. 

NBA

Dos triunfos impensados para los Mavs

Los Dallas Mavericks volvieron a sorprender al mundo del básquet al ganar 104-97 frente a los Cleveland Cavaliers de LeBron James, obteniendo así dos victorias consecutivas ante los mejores equipos de la NBA.

NBA

Y un día ganó Dallas

Luego de 12 derrotas seguidas ante los Spurs de San Antonio, Los Dallas Mavericks lograron romper la mala racha y vencieron 105-101, donde Nicolás Brussino sumó cuatro minutos y medio más a su experiencia en la NBA.

Facebook

Twitter

El arte del gol

El fútbol es arte y Maradona el máximo exponente de una actividad sensible para los argentinos. A 30 años…

Los goles después de “El gol”

Tras el “Gol del Siglo” a Inglaterra, Maradona le convirtió a Bélgica dos tantos maravillosos en…

Dibuje, maestro

Para Augusto Costhanzo, dibujante argentino, Diego fue el responsable de unir sus pasiones, de encontrar la relación…

El mejor compositor de la pelota

El fútbol es música y Diego interpretó la mejor melodía. En diálogo con El Equipo, Valeria…

Desaparecer dos veces

Jorge Julio López fue secuestrado y torturado durante la última dictadura cívico militar, pero volvió…

Los Espartanos: en libertad tras las rejas

En el penal de San Martín, 35 reclusos formaron un equipo de rugby que se enfrenta con clubes poderosos. El deporte…

La Peque de oro

Paula Pareto alcanzó la cima del judo olímpico y demostró, una vez más, por qué pertenece…

La Chapa del campeón

Con Retegui en la conducción, los Leones quedaron en la historia del deporte argentino con el oro en Río y…

La Torre de plata

El tenista argentino Juan Martín Del Potro perdió en la final ante el británico Andy Murray y no pudo…

Son leyenda

Luis Scola, Andrés Nocioni, Carlos Delfino y Emanuel Ginóbili fueron los cuatro sobrevivientes de la Generación…