El reemplazante de Julio Lamas en el equipo de Básquet no es tan conocido fuera del ambiente, pero para sus dirigidos no necesita presentación porque su trabajo es muy valorado.

Quién es Gonzalo García, el nuevo entrenador Cuervo

Facundo Paredes @FacundoParedes_

28 DE MARZO DE 2018

En su cara se le dibuja una sonrisa y, mientras recibe felicitaciones y deseos de un buen comienzo de los hinchas, allegados y dirigentes de San Lorenzo, observa cómo es el ambiente en Boedo.

“Esto es inmejorable, las instalaciones del club son de diez puntos. Está todo dado para que el equipo tenga el máximo rendimiento. Estoy muy contento de pertenecer a esta institución y a este proyecto tan ambicioso”, dice Gonzalo García, después de su presentación oficial en el polideportivo Roberto Pando.

García tiene 50 años y vive solo en Buenos Aires: “Donde tenga que ir voy solo, tuvimos un plan familiar, en aquel tiempo, de no mover a nuestra hija del colegio en Rafaela. Nos parecía lo mejor para su salud mental que permanezca en un lugar. Por eso decidimos que laboralmente me mueva yo y que mi mujer y mi hija sigan desarrollando sus vidas en Rafaela (Santa Fe)”, argumenta el responsable de dirigir al bicampeón de la Liga Nacional.

De joven recuerda que escuchaba a Almendra y Pescado Rabioso y se ríe mientras revela un secreto: “Yo era bajista de una banda, jaja”. Se sigue considerando un fanático del rock nacional y manifiesta con seguridad que “el Flaco Spinetta es lo más grande que hay”.

Sergio Hernández, el coach que dirige la Selección Argentina, es uno de los hombres que más lo conoce, debido a que García fue su asistente técnico y afirma: “Podría estar en mi lugar, o en el lugar de cualquier entrenador de cualquier selección”.

Al finalizar la temporada 2016-2017 con Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia, García tenía una propuesta del Baskonia de España, para acompañar a Pablo Prigioni en su primera experiencia como entrenador, pero eligió a San Lorenzo porque “el reto del vigente campeón de La Liga” lo sedujo un poco más y “el desafío era más grande”.

Desde su debut en Libertad de Sunchales, el barbudo de un metro y setenta desconocido por los que no simpatizan con el básquet, se mantiene lejos de los micrófonos y fuera de las fotos. El Oveja Hernández declara, constantemente, que él reduce su protagonismo y pone al grupo por delante.

Aunque Matías Sandes, el ala pivote de San Lorenzo, conoce al flamante coach -ya que fue dirigido por él en Gimnasia y Esgrima- y lo nota ansioso porque “respira aire nuevo”, García sostiene que está tranquilo y reconoce que los directivos lo respaldan, dado que conocen cómo trabaja.

Asimismo, expresa que la gira por Europa que van a realizar la semana que viene, para enfrentarse con el Real Madrid y Barcelona, va a jerarquizar su juego y, agrega, que no sólo a San Lorenzo, sino también a La Liga Nacional.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Básquet femenino

Melisa Gretter, el símbolo de la Selección de básquet

Melisa Gretter, base y figura de la Selección Argentina de básquet, está con la cabeza puesta en el Mundial y afirma que el objetivo que tienen como grupo es mejorar el sexto puesto obtenido en Chile 1953.

Básquetbol femenino

Básquet, el castillo de las princesas reas

Cuáles son las dificultades que atraviesan las jugadoras de la Liga Nacional, que nació hace dos años. La diferencia con los hombres.

Buenos Aires 2018

Básquet 3x3: una esperanza de podio

La modalidad es una variación del tradicional cinco contra cinco. Las preseas obtenidas en los Juegos Sudamericanos de este año aumentaron las ilusiones de conseguir una nueva medalla en los Juegos de 2018.