Después de conseguir el récord de victorias consecutivas en el arranque de la temporada, el último campeón amenaza la apabullante marca de 72-10, conseguida por Chicago en la temporada 99-96. Con el MVP encendido, todo es posible.

Curry y Golden State hacen historia y buscan destronar a los Bulls de Jordan

Nicolás Bruno @NicoJ_Bruno

28 DE MARZO DE 2018

El Oracle Arena de Oakland fue testigo de una noche histórica para la NBA, cuando el conjunto local, los Golden State Warriors, consiguieron el mejor arranque de la historia de la liga luego de su victoria 16 en la misma cantidad de partidos. La paliza de 111-77 frente a Los Angeles Lakers planteó una incógnita en la intimidad del mejor básquet del mundo: ¿podrá el equipo de San Francisco mejorar la marca de 72-10 lograda por los Chicago Bulls de Michael Jordan en la temporada 1995-1996?

El campeonato pasado fue la base de la consagración para un equipo sin mucha experiencia. A pesar de haber terminado con una gran racha de 67-15, se sabe que para triunfar en los playoffs de la NBA se necesita otro nivel, ese plus que tienen Manu Ginóbili y su San Antonio Spurs, por ejemplo, y que era el principal cuestionamiento a los Warriors. Stephen Curry, la estrella del equipo, había tenido una gran temporada regular, con 23,8 puntos por partido, 7,7 asistencias y el mejor porcentaje desde la línea: 0,914. Sin embargo, el talento del que sería Jugador Más Valioso no era cuestionado, sino su madurez y capacidad para afrontar juegos decisivos. Luego de mejorar en puntos y rebotes por partido en la serie final, el nacido en Akron, Ohio, encontró el momento para ganarse un lugar en la historia grande de la NBA: salir campeón ante el mejor de todos: LeBron James.

Tras un inicio infartante, con dos suplementarios en los primeros partidos, los de California perdían 2-1, hasta que apareció el talento de su figura y la experiencia de Andre Iguodala, quien terminaría como mejor jugador de las Finales. Luego de la consagración, Curry comenzó esta temporada en una forma espectacular: sus 32,1 puntos por partido justifican el merecido MVP conseguido y lideraron a la franquicia a una racha de 15 victorias consecutivas, alcanzando así lo realizado por los Washington Capitols y los Houston Rockets, en 1948-1949 y 1993-1994 respectivamente. Sin embargo, Golden State decidió que para escribir historia, tiene que ser de la grande: apabulló a los Lakers de Kobe Bryant por 111-77 y alcanzó el tan ansiado 16-0, que lo convierte en el primer equipo en la historia en conseguirlo. Encima, ya estiró esa marca a 19 y va por más.

"Lo difícil no es llegar a la cima, sino mantenerse", es una premisa establecida en varios aspectos del deporte en general. Estar al frente del máximo nivel mundial no es sencillo, pero es algo con lo que Curry parece no tener problemas. Es más, lo curioso es que siguen cayendo equipos y nadie sabe cómo parar a los dirigidos por Steve Kerr, un entrenador que debutó la temporada pasada con un campeonato, pero que además formó parte, como jugador, de los Chicago Bulls que consiguieron el récord histórico de 72-10 en 1995-1996. Probablemente sea la primera coincidencia de varias, como la sorprendente cantidad de variantes que presentaron ambos equipos, el sistema de control de la pelota que había comenzado Phil Jackson, entrenador de Chicago, la potencia y facilidad ofensiva con la que resolvieron cada partido, y, sobre todas las cosas, la gran eficacia defensiva de la que se sostuvieron para conseguir cada anillo. En este caso, los de la Bahía no sólo permanecieron con estas virtudes al inicio de la temporada, sino que las mejoraron, provocando una comparación que jamás alguien pensó que ocurriría: ¿Son Golden State y Curry capaces de superar a Michael Jordan y su gran Chicago Bulls?

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Buenos Aires 2018

Básquet 3x3: una esperanza de podio

La modalidad es una variación del tradicional cinco contra cinco. Las preseas obtenidas en los Juegos Sudamericanos de este año aumentaron las ilusiones de conseguir una nueva medalla en los Juegos de 2018.

NBA

Una primera vez alucinante

Si te dicen que tu primera cobertura periodísitca va a ser en la NBA, viendo en vivo a Manu Ginóbili jugando para San Antonio una de sus última temporadas, no lo crees. Pero aunque parezca imposible, el sueño puede hacerse realidad. 

La Liga Argentina

Adiós al TNA

La segunda categoría del básquet argentino se prepara para el inicio de su 26° edición la cual se presenta con una identidad renovada, el Torneo Nacional de Ascenso dejará de existir con ese nombre, pero se mantendría su actual formato.