Capital Federal • T ° - H %

Ganó 9 campeonatos y 5 Grandes Premios. Frío, metódico, cerebral, estratega y estudioso, Juan Gálvez fue el piloto más grande del TC.

Juan Gálvez, el más grande de todos los tiempos

El Equipo repasa la trayectoria del piloto de Turismo Carretera más exitoso y trascendente de todos los tiempos. Su legado, la relación con su hermano,los detalles de su personalidad y su trágico desenlace. Perfil del hombre que con su personalidad apaciguada y humilde logró ganarse el corazón de los argentinos.

COMPARTIR
Federico De Andreis y Agustìn Stella.
10 de Agosto de 2017

"Fue, como siempre, el destino. Que no tiene en cuenta ni las estadísticas. Que no respetó nueve campeonatos y 56 victorias. Ni la vida de un hombre de bien. Correcto, simple, honesto, educado. Cuya única manifestación antes de cada triunfo era un brazo en alto y una sonrisa leve con la cabeza inclinada mirando el suelo. Como los grandes”. Con esta claridad y sensatez describió el periodista Juan Carlos Pérez Loizeau al mejor corredor de la historia del Turismo Carretera, el más campeón de todos.

Juan Gálvez ahorró, junto a su hermano Oscar y a escondidas de sus padres, para comprar un Ford-T modelo 1927. Con lo que les sobró, abrieron un taller mecánico en Avenida Gaona al 600. Era el primer acercamiento hacia el mundo fierrero.

Antes de cumplir los 21 años, falsificó su documento y utilizó el seudónimo Cito para inscribirse como copiloto en las Mil Millas de 1937. Cuatro años después, ya compitió como piloto. Junto a su hermano Oscar, se alternaban en la conducción y corrían una carrera cada uno.“Era muy trabajador, de firmes convicciones. Siempre hacía lo que quería, vivía a fondo”, lo describía Oscar, su hermano.

Se esmeraron en no desatender el taller porque el mismo les facilitaba el sueño de seguir en el mundo del TC y en su primera carrera individual, terminó en el segundo puesto detrás de Juan Manuel Fangio. Los cinco años en los que la Segunda Guerra Mundial suspendió la actividad automovilìstica (1942/1947), Juan Gálvez aprovechó para despegarse de Oscar y la rivalidad –leal, siempre- entre hermanos se convirtió en un mito del automovilismo.

Se entendían y habían crecido con el mismo sueño, pero las personalidades de ambos eran muy distintas. Juan se mostraba como un hombre introvertido, de pocas palabras y desinteresado a la hora de demostrar su carisma. Cerebral y metódico tanto en la vida como arriba del auto, sus colegas lo definían como un estratega y estudioso. Preciso observador hasta del más mínimo detalle técnico y reglamentario, se las ingeniaba en cualquier superficie. Ganó en montañas, autódromos, Grandes Premios. Consiguió 56 victorias en 13 temporadas del de TC y ganó nueve títulos, una marca impactante que hoy sigue causando admiración.

Fue campeón en los años 49, 50, 51, 52, 55, 56, 57, 58 y 60. Una racha extraordinaria que sólo pudo cortar su hermano Oscar, ganador en el 53 y 54, y Rodolfo de Alzaga, en el 59, año en que Juan perdió el campeonato solo por medio punto. De los 16 Grandes Premios que corrió, venció en 5 y se adjudicó 31 etapas. Un dominio abrumador. Y a pesar de sus reiterados festejos, jamás tuvo una declaración fuera de lugar o algún gesto de soberbia. Al contrario, siempre mantuvo un perfil bajo y una humildad admirable. Su único gesto luego de cada carrera ganada era su sonrisa con el bigote perfectamente cortado y su cabeza

Fue el 3 de marzo de 1963 cuando se corría la decima vuelta en Olavarría que Juan perdió el control de su auto en el Camino de los Chilenos y, luego de cinco tumbos, salió despedido por el parabrisas. Juan tenía temor a morir quemado y por eso nunca usó cinturón de seguridad. Eso fue lo que le costó la vida.

Juan, ¿para qué vas a ir a Olavarría? Pero ¡no! Como siempre, no contestó. No dijo ni una sola palabra y fue a hacer lo que quería”. Fue uno de los muchos lamentos que tuvo Oscar por su querido hermano. La frase sirve para mostrarnos exactamente como era Juan, un hombre de firmes convicciones, que iba para adelante y nunca dejaba pasar un desafío.

Aquella tarde en Olavarría se escribió una de las fechas más tristes de la historia del automovilismo argentino. Junto con su vida se iría una época dorada de la categoría. Se venía el fin de las Cupecitas, del fin del Turismo Carretera más entrañable... el fin de la era Gálvez.

Automovilismo

Música de Motores

Luis "Yiyi" Hurtado fue durante 30 años carburista del TC y en algunas ocasiones, acompañante del gran Roberto Mouras. Conoce desde bien adentro la máxima categorìa del automovilismo y repasa los principales cambios que se fueron dando en los autos a lo largo del tiempo.

Dante y Torcuato Emiliozzi: cuatro títulos en los '60

Con su famosa "Galera", uno de los autos más celebres de la historia, ganaron cuatro campeonatos consecutivos entre 1962 y 1965. Fueron los primeros que pasaron los 200 kilómetros de promedio en una carrera y todo, con una mecánica artesanal. Para los "Gringos" de Olavarría, no hubo imposibles. Solo trabajo y más trabajo. Imborrables.

Traverso, el último ídolo

Personalidad única y ganador como pocos, el Flaco de Ramallo obtuvo a lo largo de sus 34 años de carrera 16 títulos y es considerado como un grande del automovilismo argentino. Asímismo, fue uno de los más polémicos por su particular forma de ser a la hora de declarar ante la prensa. Un corredor único. Amado y odiado.  

Fangio: desde Balcarce y para todo el mundo

En el TC, el extraordinario piloto balcarceño recorrió los primeros pasos que lo llevaron a ser cinco veces campeón mundial de Fórmula Uno en la década del 50. Màximo referente de Chevrolet, ganó el Gran Premio de 1940 y construyó una rivalidad imborrable contra Ford y Oscar Galvez de quien fue rival y amigo en la vida y en los caminos.

Oscar Gálvez, el ídolo que entró rápido en la historia

Acaso no haya habido un piloto tan carismático y querido como el Aguilucho. Ganador de 5 campeonatos con la marca Ford, conquistó el corazón de los hinchas con su simpatía pero también con su arrojo y velocidad. Con su hermano Juan dominaron el TC durante 15 años y fueron los grandes rivales de Fangio y Chevrolet. 

(+) video

HABLA JUAN GALVEZ

1957. Entrevista del periodista Jorge Mórtola con Juan Galvez para el noticiero de Canal 7.

(+) relacionadas

El TC, pasión de multitudes

Cumple ocho décadas de vida una de las grandes emociones deportivas de los argentinos: el Turismo Carretera. Creado en 1937, creció al amparo de una rivalidad de marcas, Ford vs Chevrolet, y de la formidable identificación de los pueblos y las ciudades del interior con sus pilotos.

(d) noticias

Argentina va por otro título en futsal

El campeón del mundo le ganó 6-0 a Bolivia en el CENARD, dando inicio a la Liga Sudamericana que organiza Conmebol, que se disputa del 16 al 20 de agosto. Los partidos son transmitidos en directo por la cuenta de Facebook de la Liga Sudamericana.

Las mil y una del Pato

Silva se quedó con la histórica carrera de los mil kilómetros de Buenos Aires, con la que el TC celebró sus 80 años de vida. La organización montó un espectáculo y la carrera estuvo a la altura de las circunstancias.

La patria naranja, a los pies de Leo Gutiérrez

Miembro de la Generación Dorada, el jugador más ganador de la Liga Nacional se despidió a lo grande en Mar del Plata, donde continuará como entrenador de Peñarol. Los mejores dijeron presente.

San Miguel recordó a las víctimas de la tragedia de Mendoza

Dos racimos de globos volaron el pasado domingo en el Estadio Malvinas Argentinas, en la previa del partido de San Miguel frente a Midland, para homenajear a los fallecidos en el accidente que ocurrió el 25 de junio, en el que un colectivo volcó a quilómetros de San Rafael. Walter Berardi, uno de los técnicos del club y padre de Tatiana, quien podría haber viajado en ese micro, dialogó con El Equipo y contó cómo vivió aquel momento.

AFA

El fin de la polémica

Este lunes, la AFA derogó el artículo 225 que le permitía a los clubes utilizar jugadores suspendidos en lugar de otros citados a los distintos seleccionados nacionales. Los casos de Peruzzi, Moreira y Alario fueron las gotas que rebalsaron un vaso que hacía tiempo que estaba lleno.

Una cantera interminable

Es sabido que Alemania viene construyendo, desde hace más de una década, un gran proyecto futbolístico que dio sus frutos en el Mundial Brasil 2014. Y actualmente los sigue dando: campeones de la Copa Confederaciones y de la Eurocopa Sub 21. 

Rusia, otra vez en la mira

Las sospechas que desataron polémica en el atletismo ruso, ahora se desplazan al seleccionado de fútbol.

Proponen que Buenos Aires sea declarada como "Ciudad del Skate"

Se trata de una iniciativa llevada a cabo por los diputados de PRO, Daniel Del Sol y Roberto Quattromano, que presentaron el proyecto en la Legislatura porteña. Es un deporte urbano que crece día a día y es practicado por miles de jóvenes.

Facebook

Twitter

El arte del gol

El fútbol es arte y Maradona el máximo exponente de una actividad sensible para los argentinos. A 30 años…

Los goles después de “El gol”

Tras el “Gol del Siglo” a Inglaterra, Maradona le convirtió a Bélgica dos tantos maravillosos en…

Dibuje, maestro

Para Augusto Costhanzo, dibujante argentino, Diego fue el responsable de unir sus pasiones, de encontrar la relación…

El mejor compositor de la pelota

El fútbol es música y Diego interpretó la mejor melodía. En diálogo con El Equipo, Valeria…

Desaparecer dos veces

Jorge Julio López fue secuestrado y torturado durante la última dictadura cívico militar, pero volvió…

Los Espartanos: en libertad tras las rejas

En el penal de San Martín, 35 reclusos formaron un equipo de rugby que se enfrenta con clubes poderosos. El deporte…

La Peque de oro

Paula Pareto alcanzó la cima del judo olímpico y demostró, una vez más, por qué pertenece…

La Chapa del campeón

Con Retegui en la conducción, los Leones quedaron en la historia del deporte argentino con el oro en Río y…

La Torre de plata

El tenista argentino Juan Martín Del Potro perdió en la final ante el británico Andy Murray y no pudo…

Son leyenda

Luis Scola, Andrés Nocioni, Carlos Delfino y Emanuel Ginóbili fueron los cuatro sobrevivientes de la Generación…