Capital Federal • T ° - H %

Los autos y la gente. Hoy y siempre, la fórmula de la vigencia del Turismo Carretera. 80 años en los caminos, las pistas y en el alma de los argentinos.

El TC, pasión de multitudes

Cumple ocho décadas de vida una de las grandes emociones deportivas de los argentinos: el Turismo Carretera. Creado en 1937, creció al amparo de una rivalidad de marcas, Ford vs Chevrolet, y de la formidable identificación de los pueblos y las ciudades del interior con sus pilotos.

COMPARTIR
Guido Manetti y Facundo Verdi
10 de Agosto de 2017

Han pasado 80 años de aquel 5 de agosto de 1937, cuando la Dirección Nacional de Vialidad, a propuesta del Automovil Club Argentino, reglamentó las carreras automovilísticas en ruta, que ya existían. Este fue el impulso inicial del Turismo Carretera, una de las expresiones deportivas que más apasionan a los argentinos.

El contexto del mundo en el siglo XXI es completamente diferente de aquel a finales de la década del 30 del siglo pasado. Los avances tecnológicos se han impregnado en la vida cotidiana de los hombres y los han dotado de muchas fuentes de ocio que no existían: la computadora, los teléfonos celulares, las tablets y los televisores. Sin embargo, esto no alejó del Turismo Carretera al fanático de los fierros. Al mismo tiempo la categoría sufrió grandes crisis. Algunas de ellas internas, como la social y económica de la posdictadura 1976-1983 y la del 2001, y otras externas, producto de la Segunda Guerra Mundial, que repercutieron en el armado de los equipos de la categoría. A pesar de esto, la pasión por el TC siguió y sigue intacta. ¿Cómo se fue forjando este fenómeno pasional?

Una de las razones de esta pasión se debe a la oposición entre dos bandos. Como en el fútbol argentino existe River vs Boca y el tenis argentino de los años 80 se dividía entre Guillermo Vilas y José Luis Clerc, el automovilismo nacional también tiene un enfrentamiento que parte al espectador: el duelo entre marcas y pilotos. La rivalidad por excelencia en Argentina, si de autos se trata, es entre Ford y Chevrolet, las marcas más emblemáticas.

Pero la trascendencia histórica de estos equipos la dieron los grandes pilotos que forjaron la disputa. Esta rivalidad la encarnaron los hermanos Oscar y Juan Gálvez, por el lado de Ford, y Juan Manuel Fangio, por Chevrolet. El primer título del Chueco de Balcarce fue en 1940 en el Gran Premio Internacional del Norte, a bordo de su Chevrolet verde, y lo repitió de vuelta al año siguiente. No obstante, el periplo de Fangio por el automovilismo argentino fue muy corto debido a su incursión en la Fórmula 1,en la que obtendrìa cinco campeonatos mundiales en la siguiente década.

Con la partida de Fangio al exterior en 1949, los hermanos Gálvez no encontraron oposición cuando se reinició la categoría en 1947, luego del receso por la Segunda Guerra Mundial. Entre ese año y 1961 los hermanos de Caballito ganaron entre ambos 14 títulos. Solo interrumpidos por el torneo que ganó Rodolfo de Álzaga, también de Ford, en 1959.

Al margen de esta gran rivalidad también hubo otros grandes pilotos que mantuvieron el enfrentamiento intacto como Dante Emiliozzi, Carlos Pairetti, Rubén Luis di Palma, Juan María Traverso, Roberto Mouras y Guillermo Ortelli. Además, otras marcas fueron y son protagonistas de esta rica historia: Dodge y Torino, la marca nacional por excelencia que tantos hinchas comenzó a llevar a partir de la década del 60.

Otra de las grandes razones por las cuales el Turismo Carretera sigue vivo en el corazón de los argentinos es porque, en sus inicios, los pilotos viajaban por los lugares más recónditos del país. La gente los veía pasar, los saludaba, los alentaba y los ayudaban si sufrían algún desperfecto mecánico. Esto hizo que los argentinos de todos los rincones del país sintieran una pasión por los fierros que se fue transmitiendo de generación en generación hasta llegar en nuestros días a los más chicos. Hoy se ven en las tribunas de los autódromos a padres con sus hijos, a familias enteras, que comparten la misma pasión. Amistades y noviazgos también se pueden formar en esta gran tribuna compartida.

“Los grandes pilotos argentinos de la historia, excepto los hermanos Gálvez, son del interior. Entonces se puede evidenciar un sentido de pertenencia con su pueblo, una identidad que los arraiga con los más cercanos y los relaciona inmediatamente con ese lugar. El sentido de pertenencia juega un papel clave y fundamental en la construcción de la pasión. El piloto corre en representación de su pueblo y gracias a este, ya que los habitantes, en muchas ocasiones, mediante rifas y donaciones, juntaban fondos económicos para que el auto esté en condiciones de correr en la ruta. A cambio, el piloto devolvía este aporte colocando en el parabrisas del auto el nombre del pueblo”, explicó Luis Landriscina, cuentista argentino, gran conocedor del interior de nuestro país y fanático de la categoría.

Las épocas han cambiado. Los autos de turismo ya no corren más en las carreteras, lo que le dio nombre a la categoría, sino que ahora lo hacen en circuitos cerrados. Las viejas cupecitas se transformaron en autos de fábrica, modernos y preparados para rendir en la alta competencia gracias al gran avance tecnológico de nuestros días. La economía se ha metido de lleno en el mundo del Turismo Carretera. Los autos están llenos de publicidades en su carrocería y las carreras son televisadas para todo el país y el mundo. Pero hay algo que sigue intacto como en el primer dìa: la pasión por el Turismo Carretera.

 

Automovilismo

"No es un sueño volver a ser campeón pero me gustaría"

A los 60 años, Ernesto Bessone reapareció en el Turismo Nacional piloteando un Toyota contra rivales que no habían nacido cuando el corría en el TC o el TC 2000. Campeón en las cuatro categorías más importantes, para Tito lo importante es competir. "Con estar arriba del auto un nuevo fin de semana soy feliz" le dijo a El Equipo.

Manejando por buen camino

Sacha Fenestraz, el piloto franco-argentino que a los 6 años se fue a vivir a Córdoba, tiene un presente espléndido y un futuro prometedor. Vive para cumplir su sueño de llegar a correr en Fórmula 1, del cual está cada vez más cerca.

Música de Motores

Luis "Yiyi" Hurtado fue durante 30 años carburista del TC y en algunas ocasiones, acompañante del gran Roberto Mouras. Conoce desde bien adentro la máxima categorìa del automovilismo y repasa los principales cambios que se fueron dando en los autos a lo largo del tiempo.

Dante y Torcuato Emiliozzi: cuatro títulos en los '60

Con su famosa "Galera", uno de los autos más celebres de la historia, ganaron cuatro campeonatos consecutivos entre 1962 y 1965. Fueron los primeros que pasaron los 200 kilómetros de promedio en una carrera y todo, con una mecánica artesanal. Para los "Gringos" de Olavarría, no hubo imposibles. Solo trabajo y más trabajo. Imborrables.

Traverso, el último ídolo

Personalidad única y ganador como pocos, el Flaco de Ramallo obtuvo a lo largo de sus 34 años de carrera 16 títulos y es considerado como un grande del automovilismo argentino. Asímismo, fue uno de los más polémicos por su particular forma de ser a la hora de declarar ante la prensa. Un corredor único. Amado y odiado.  

Fangio: desde Balcarce y para todo el mundo

En el TC, el extraordinario piloto balcarceño recorrió los primeros pasos que lo llevaron a ser cinco veces campeón mundial de Fórmula Uno en la década del 50. Màximo referente de Chevrolet, ganó el Gran Premio de 1940 y construyó una rivalidad imborrable contra Ford y Oscar Galvez de quien fue rival y amigo en la vida y en los caminos.

(+) video

LOS 1000 KM DE BS.AS

Ultima vuelta de la prueba que celebró los 80 años del Turismo Carretera. Ganaron Juan Manuel Silva y Juan Patricio Catalán Magni al cabo de una carrera inolvidable.

(+) relacionadas

Juan Gálvez, el más grande de todos los tiempos

El Equipo repasa la trayectoria del piloto de Turismo Carretera más exitoso y trascendente de todos los tiempos. Su legado, la relación con su hermano,los detalles de su personalidad y su trágico desenlace. Perfil del hombre que con su personalidad apaciguada y humilde logró ganarse el corazón de los argentinos.

Oscar Gálvez, el ídolo que entró rápido en la historia

Acaso no haya habido un piloto tan carismático y querido como el Aguilucho. Ganador de 5 campeonatos con la marca Ford, conquistó el corazón de los hinchas con su simpatía pero también con su arrojo y velocidad. Con su hermano Juan dominaron el TC durante 15 años y fueron los grandes rivales de Fangio y Chevrolet. 

Fangio: desde Balcarce y para todo el mundo

En el TC, el extraordinario piloto balcarceño recorrió los primeros pasos que lo llevaron a ser cinco veces campeón mundial de Fórmula Uno en la década del 50. Màximo referente de Chevrolet, ganó el Gran Premio de 1940 y construyó una rivalidad imborrable contra Ford y Oscar Galvez de quien fue rival y amigo en la vida y en los caminos.

(d) noticias

La calle no es un lugar para vivir

Cada vez son más las personas que no tienen un lugar donde vivir en Capital Federal, pero siempre hay alguien que busca darles una mano. El Hospital Santojanni brinda un espacio para que alrededor de 30 personas puedan pasar la noche. El Equipo habló con integrantes de ese grupo que día a día pelea por mejorar su situación. 

Buenos Aires, "Ciudad del Skate"

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires aprobó un proyecto de los diputados del PRO, Daniel Del Sol y Roberto Quattromano, para que Buenos Aires sea reconocida como "Ciudad del Skate", un deporte urbano que crece día a día y es practicado por miles de jóvenes.

¿Cómo se vive hoy de la música?

El Equipo habló con Javier Viñas, uno de los guitarristas nacionales con más proyección de la actualidad, sobre las novedosas maneras para sobreponerse a la crisis que sufre el sector musical.    

La Ley de Medios, al rescate de la pelota

Ya iniciada la televisación del fútbol por cableoperadores, aún queda un vacío legal: a pesar de las modificaciones por decreto, la norma aún contempla que el Poder Ejecutivo debe garantizar el acceso universal a los contenidos de interés relevante.

Las mil y una del Pato

Silva se quedó con la histórica carrera de los mil kilómetros de Buenos Aires, con la que el TC celebró sus 80 años de vida. La organización montó un espectáculo y la carrera estuvo a la altura de las circunstancias.

Facebook

Twitter

El arte del gol

El fútbol es arte y Maradona el máximo exponente de una actividad sensible para los argentinos. A 30 años…

Los goles después de “El gol”

Tras el “Gol del Siglo” a Inglaterra, Maradona le convirtió a Bélgica dos tantos maravillosos en…

Dibuje, maestro

Para Augusto Costhanzo, dibujante argentino, Diego fue el responsable de unir sus pasiones, de encontrar la relación…

El mejor compositor de la pelota

El fútbol es música y Diego interpretó la mejor melodía. En diálogo con El Equipo, Valeria…

Desaparecer dos veces

Jorge Julio López fue secuestrado y torturado durante la última dictadura cívico militar, pero volvió…

Los Espartanos: en libertad tras las rejas

En el penal de San Martín, 35 reclusos formaron un equipo de rugby que se enfrenta con clubes poderosos. El deporte…

La Peque de oro

Paula Pareto alcanzó la cima del judo olímpico y demostró, una vez más, por qué pertenece…

La Chapa del campeón

Con Retegui en la conducción, los Leones quedaron en la historia del deporte argentino con el oro en Río y…

La Torre de plata

El tenista argentino Juan Martín Del Potro perdió en la final ante el británico Andy Murray y no pudo…

Son leyenda

Luis Scola, Andrés Nocioni, Carlos Delfino y Emanuel Ginóbili fueron los cuatro sobrevivientes de la Generación…