Cuatro atletas paralímpicos superaron la marca del ganador del oro olímpico en los 1500 metros de Río 2016. Un especialista explica que el espíritu de autosuperación puede más que cualquier estrategia.

Un premio libre de especulaciones

Kanovich, Carioli y Ismail

28 DE MARZO DE 2018

Un hecho particular ocurrió en los 1500 metros de la categoría T12/13 en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016: cuatro atletas superaron el tiempo del estadounidense Mathew Centrowitz (3:50.00), último campeón olímpico de la disciplina el pasado 20 de Agosto.

Los protagonistas del hecho fueron el argelino Abdellatif Baka (3:48.29), el etíope Tamiru Demisse (3:48.49), el keniano Henry Kirwa (3:49.59) y el argelino Fouad Baka (3:49.84), hermano del ganador.

Abdellatif Baka ya había conseguido la medalla dorada en los Juegos de Londres 2012 pero en este caso rebajo el récord en dos décimas. La plusmarca mundial de atletas la ostenta el marroquí Hicham El Guerrouj (3:26.00) mientras que la olímpica pertenece al keniano Ngeny Ngeny (3:32.07), por lo que se puede notar que la carrera de los últimos Juegos Olímpicos fue una competición lenta con tiempos muy lejanos a los logrados por los atletas en la disciplina.

Jorge Castillo, maratonista argentino y entrenador en el equipo “70 30” que se dedica a correr maratones y media maratones, se manifestó a partir del récord batido por los atletas en 1500 metros en los Juegos Paralímpicos: “En el medio fondo es común la especulación, se deja todo en los últimos 400 metros. El tiempo olímpico alcanzado este año por Mathew Centrowitz (3:50.00) en Río es muy pobre para la élite del atletismo; en competencias como la Diamond League, donde hay premios económicos importantes, esta especulación parece quedar de lado si nos basamos en los tiempos conseguidos”. Y agregó: “En los Paralímpicos, los deportistas dejan hasta la última gota de sudor, para ellos la medalla es lo más importante que van a conseguir, han superado pruebas que la vida les presentó y ven como una gratificación alcanzar el podio”.

Por otra parte, el profesor de educación física y el graduado en medicina deportiva en la Universidad Maimonides se refirió a la cotidianidad de la especulación en el deporte: “Esto sucede también en Sudamericanos, Nacionales y Mundiales. La final suele ser donde mayor especulación hay, hasta que dos o tres concursantes no aprietan el acelerador, la carrera no inicia”.

“En carreras de menor distancia ya no sucede esto, las distancias no te dan el espacio y realizarlo puede jugarles una mala pasada”, explicó Castillo.

Para un deportista de alta competencia, los Juegos Olímpicos representan la mayor gloria en cuanto a nivel atlético, y el mayor honor, al representar a su país, a su bandera y a su gente. Bajo estos lemas es que este evento trasciende cualquier otro fenómeno social o competencia deportiva a nivel mundial. En diecisiete intensos días, repletos de diversas disciplinas y miles de participantes, los récords se van rompiendo y regenerando constantemente. Ante este panorama, todo indicaría que la motivación con la que cuentan los afortunados que tienen la posibilidad de competir en ellos, es altísima y de la misma forma será su performance. Si bien con la mayoría de los protagonistas sucede, son aquellas personalidades destacadas y sobresalientes de cada deporte las que le llevan la contra al histórico 'espiritú olímpico'.

En su defecto, tal como explicó anteriormente el maratonista Jorge Castillo, los Juegos Paralímpicos llevan consigo una carga emocional y motivacional, al parecer, extra. Para aquellos quienes poseen alguna capacidad diferente, o discapacidad, este evento representa mucho más que la competencia en sí y sus resultados. Excede el ser la cara de su país e izar su bandera. Para estos verdaderos ejemplos de vida, participar en estos Juegos es una prueba de autosuperación y demostración real de esfuerzo y lucha.

Entonces, si se puede afirmar que los Juegos Olímpicos son el evento en el cual el esfuerzo, la lucha y la autosuperación se reflejan en su mayor exponente, se debería reafirmar que los Paralímpicos lo son aún más, y quienes compiten en ellos, poseen más cualidades para abrazarse al espíritu olímpico. ¿Capacidades diferentes? Sí, mayores.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Atletismo

La nueva revelación del atletismo argentino

Fiorella Chiappe es española, pero representa a la Argentina. Es dueña de 5 records nacionales y espera llegar a Tokio 2020. 

Escuela

Educación física en la escuela privada

Las puertas del prestigioso colegio bilingüe Glasgow College se abren en la mañana del jueves. A simple vista, el frente de la institución es imponente, promete ser una escuela distinta, de otro nivel.

AMIA

AMIA, estoy vivo

A 23 años del atentado que sufrió la Asociación Mutual Israelita Argentina, Alejandro Mirochnik nos cuenta cómo sobrevivió a aquella catástrofe y cómo se convirtió, a pesar de su pequeña discapacidad, en un reconocido deportista del mundo del triatlón.