Con solamente 21 años, el central colombiano Davinson Sánchez se afianzó como titular en el Tottenham inglés y en su Selección.

La muralla colombiana

Enzo Moreno

28 DE MARZO DE 2018

Oriundo de Coloto, Colombia, y con casi un metro noventa de alto, buscará en Rusia 2018 defender a su país hasta en el último ataque, para dejarlo en lo más alto.
Inició su carrera en las inferiores de América de Cali, pero a los pocos años Juan Carlos Osorio lo vio jugando en un potrero y le ofreció llevarlo a Medellín, donde comenzó a jugar para Atlético Nacional. En 2013 debutó como profesional, permaneciendo en el club durante tres temporadas y consiguiendo cuatro títulos, entre ellos la Copa Libertadores 2016, en la que anotaría su primer gol como profesional.
Ya se había convertido en una muralla defensiva reconocida en Sudamérica, pero pronto su nombre comenzó a cruzar los océanos y llegó al continente europeo. En 2016, después de coronarse campeón de América, el Ajax holandés lo unió a sus filas. Ese mismo año tuvo su primera convocatoria para la Selección colombiana.
En el conjunto de Holanda no consiguió festejar ningún título, pero eso no condicionó sus buenas actuaciones. Fue considerado por los aficionados como el mejor jugador en su primera temporada.
En 2017, afianzado en el Seleccionado cafetero, fue contratado por el Tottenham de Inglaterra, logrando rápidamente convertirse en un jugador del once inicial. Tendrá su primera participación en un Mundial y es una oportunidad que tiene para seguir mostrando su talento, por lo que los Spurs decidieron renovarle su contrato para que permanezca en la institución.

Oriundo de Coloto, Colombia, y con casi un metro noventa de alto, buscará en Rusia 2018 defender a su país hasta en el último ataque, para dejarlo en lo más alto.

Inició su carrera en las inferiores de América de Cali, pero a los pocos años Juan Carlos Osorio lo vio jugando en un potrero y le ofreció llevarlo a Medellín, donde comenzó a jugar para Atlético Nacional. En 2013 debutó como profesional, permaneciendo en el club durante tres temporadas y consiguiendo cuatro títulos, entre ellos la Copa Libertadores 2016, en la que anotaría su primer gol como profesional.

Ya se había convertido en una muralla defensiva reconocida en Sudamérica, pero pronto su nombre comenzó a cruzar los océanos y llegó al continente europeo. En 2016, después de coronarse campeón de América, el Ajax holandés lo unió a sus filas. Ese mismo año tuvo su primera convocatoria para la Selección colombiana.

En el conjunto de Holanda no consiguió festejar ningún título, pero eso no condicionó sus buenas actuaciones. Fue considerado por los aficionados como el mejor jugador en su primera temporada.

En 2017, afianzado en el Seleccionado cafetero, fue contratado por el Tottenham de Inglaterra, logrando rápidamente convertirse en un jugador del once inicial. Tendrá su primera participación en un Mundial y es una oportunidad que tiene para seguir mostrando su talento, por lo que los Spurs decidieron renovarle su contrato para que permanezca en la institución.