El judoca Héctor Fernando Campos Bermudez se entrena duro pensando en volver a participar de los Juegos Olímpicos. Estuvo en Londres 2012, pero fue eliminado en primera ronda. Una lesión lo dejó afuera del Mundial de este año en Rusia. 

"Mi corazón me dice que voy a estar en Río 2016"

Juan M. Recalt @juanmrecalt

28 DE MARZO DE 2018

Héctor se retrasa 20 minutos en llegar al lugar de la entrevista. Cruza de vereda a vereda con una sonrisa pícara, que deja de lado su imponente metro noventa y sus 100 kilos.“Discúlpame, el transito en esta ciudad es una locura”, dice. No practica fútbol, ni básquet, Héctor Fernando Campos Bermúdez es judoca. Toto, como lo apodan sus amigos, es de Viedma y hace varios años que vive en Buenos Aires. Además de practicar un deporte amateur y que es un tanto menospreciado en la Argentina, estudia Educación Física en el Instituto Dr. José Ingenieros (Obras).

Su primera participación olímpica fue en Londres 2012 y afirma que fue una experiencia inigualable, Para mí es un orgullo haber representando a nuestro país en un Juego Olímpico y espero volver a participar en Río 2016”, confiesa.

- ¿Cómo fue tu experiencia en Londres 2012?

- En lo deportivo más o menos porque me tocó la primer lucha con el subcampeón olímpico, Asley González, y no puede hacer demasiado y además la competencia es por eliminación directa. Y como experiencia personal, es lo más lindo que te puede pasar, porque conocí deportistas que jamás pensé imagine que podía tener enfrente.

- Representar un país en el cuál no se le da tanta importancia al judo, ¿Crees qué influyó en tu resultado?

- Soy consciente que vengo de un país en el que el deporte que practico no es primario, ni conocido. Por eso llegar a una competencia de esa magnitud, tiene un gusto especial.

- ¿Hay probabilidades que te clasifiques a Río 2016?

- Según lo que dice mi corazón, sí. Pero el camino es largo, voy a saber si clasifico dos o 3 meses antes del comienzo de los Juegos Olímpicos.

- ¿Cuál fue la causa de tu ausencia en el Mundial de Judo 2014 en Rusia?

- Sufrí una fuerte lesión, tendinosis en el supraespinoso y no tuve ninguna chance de poder concurrir.

- Pensando en lo que viene, ¿Cómo afecta la lesión en tu preparación?

- Afecta bastante, te diría que en un 100%, porque hay muchas cosas de la preparación física que no pude realizar. Pero seguiré por el mismo camino, que es el correcto.

- ¿Te sentís con más experiencia de cara a los próximos Juegos?

- Tengo más experiencias porque concurrí a varios torneos últimamente. Pero es complicado porque en los Juegos anteriores competí en la categoría de 90 kilos y en la actualidad estoy en la de 100 kilos, es todo nuevo. Tengo competidores que no conozco mucho, pero poco a poco me estoy amoldando a la categoría.

- ¿Cómo ves el apoyo que le dan al deporte argentino y específicamente al judo?

- La verdad que bien, porque gracias al E.N.A.R.D yo pude clasificarme a Londres 2012, porque es imposible pagarse todos los gastos del propio bolsillo. Además, aumentaron las becas y por suerte tengo a mi provincia, Río Negro, que también apuesta a mi carrera como deportista.

- ¿Quién es tu ídolo?

- Mi ídolo es Emanuel Ginóbili. Me parece un deportista extraordinario y como basquetbolista, ni hablar. Puedo ver a cualquier jugador de primera línea de la NBA, pero ninguno tiene la simpleza de Ginóbili. Y lo veo como un tipo muy tranquilo y humilde, y para mí eso es primordial.

- Te gusta el básquet ¿no?

- Me encanta. Una vez casi dejo judo por básquet. Y mi viejo me dijo “bueno elegí uno de los dos” y yo le dije, “bueno básquet” y él me respondió “no, no, judo” ¡Ja!

VIDEO

HECTOR CAMPOS